Ella utilizó este brillante truco para transformar sus almohadas amarillas en almohadas blancas. ¡Funcionó a la PERFECCIÓN!

Consejos para limpiar las almohadas amarillas. Quisiera haber sabido estos trucos antes..

Adivina cada cuánto se supone que debas lavar tus almohadas… Según CNN, la respuesta es «entre 3 y 6 meses». ¿Por qué? Porque un estudio demostró que al menos 16 especies de hongos viven en una almohada en promedio.

Anuncio Publicitario

Por suerte, la YouTuber Jill de One Good Thing nos ha compartido su secreto. En su blog, ella dice «El proceso completo para lavar las almohadas no solo resulta ser más fácil de lo esperado, ¡sino que además funciona a la PERFECCIÓN!». Ella nos muestra lo fácil que puede ser lavar las almohadas con su «Solución Blanqueadora Milagrosa».

Estos son los componentes de su solución blanqueadora secreta:

  • Agua caliente.
  • 1 taza de detergente para ropa.
  • 1 taza de jabón lavaplatos en polvo.
  • 1 taza de cloro.
  • 1/2 taza de bórax.

Esto son los pasos que ella sigue:

Lavado

1. Asegúrate de que tus almohadas son aptas para el lavado a maquina leyendo cuidadosamente la etiqueta, y recuerda quitarle todas las fundas.
2. Llena la lavadora hasta un tercio de su capacidad con agua caliente.
3. Agrega la solución blanqueadora y enciende la lavadora.
4. Cuando el detergente se haya disuelto por completo, agrega las almohadas. (Jill normalmente lava dos almohadas por cada tanda). Luego de meter las almohadas, llena el resto de la lavadora.
5. Asegúrate de que las almohadas sean agitadas debidamente durante la mitad del ciclo de lavado. Luego dales vuelta y completa el ciclo.
6. Permite que la maquina haga el ciclo de enjuague y repite si es necesario.

Secado

En cuanto al secado, One Good Thing recomienda utilizar solo aire frío para las almohadas de plumas o relleno natural, y un secado con aire ligeramente caliente para las de relleno sintético. El blog también ofrece un pequeño truco muy útil para luego de colocar las almohadas dentro de la secadora. Dice, «Agrega un par te pelotas de tenis envueltas en calcetines limpios para ayudar a esponjar las almohadas mientras se secan».

Si disfrutaste de este tutorial, no olvides COMPARTIRLO con tus amigos.

Anuncio Publicitario