El video de estos osos malayos muriendo de hambre y rogando por comida en un zoológico ha desatado un escándalo a nivel mundial.

ADVERTENCIA: Este artículo contiene videos con escenas fuertes y perturbadoras.

SCORPION WILDLIFE TRADE MONITORING GROUP/ YOUTUBE

Estos osos malayos demacrados en un zoológico de Indonesia, tan hambrientos que suelen rogarle comida a los visitantes y hasta se comen sus propias heces, han sido captados en video por un activista de los derechos animales.

La filmación obtenida por el Scorpion Wildlife Trade Monitoring Group muestra a varios osos demacrados en un zoológico de la ciudad de Bandung, en Indonesia.

Si bien los osos en este tipo de recintos rara vez ruegan por comida, se puede ver a estos corriendo tras los trozos de fruta que los visitantes les lanzan, para luego erguirse y rogar por más.


En otro video se observa a uno de los osos comiendo sus propias heces.

“Los osos son mantenidos en recintos de concreto sin ningún tipo de grama. [No hay] nada natural, todo es muy cruel”, dijo Marison Guciano, jefe de investigación del Scorpion Foundation.

El grupo ha estado enviando investigadores al zoológico desde mediados del año pasado para monitorear el hábitat de los osos.

Guciano agregó: “[Es] uno de los peores zoológicos en toda Indonesia. Quizás sería mejor si el lugar fuese simplemente cerrado ahora mismo, antes de que los animales sufran una muerte dolorosa y totalmente innecesaria”.

El zoológico de Bandung también estuvo implicado de un presunto caso de negligencia el año pasado, cuando su elefante de Sumatra (especie amenazada) murió luego de varios días enfermo.

Luego de que el video de los osos se hiciera viral, se inició una petición para que el zoológico fuera clausurado, y ya se han recogido más de 200.000 firmas.

GETTY IMAGES

Los visitantes han dejado numerosas críticas y comentarios negativos para el zoológico en el sitio web TripAdvisor, acusándolos de negligencia.

“No puedo creer lo desagradable y desaseado que es este lugar”, dice uno de los comentarios. “Los animales están muy descuidados, desnutridos y desatendidos”.

“Jaulas oxidadas, instalaciones sucias y animales realmente descuidados. Algunos de ellos están muy delgados. Es el infierno en la tierra para estos pobres animales”, dice otro comentario.

Los osos malayos normalmente se encuentran en los bosques del sudeste asiático, y han sido clasificados como especie vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

El zoológico de Bandung no es el primero en Indonesia conocido por sus condiciones deplorables, y existe otro zoológico en la ciudad Surabaya que ha sido apodado “El Zoológico de la Muerte”.

Deja un comentario