Esta yegua pasó su vida en un establo, atada a un montón de máquinas. Pero ahora podrá disfrutar su primera nevada en libertad.

Las yeguas que pertenecen a la industria de la orina de yeguas preñadas (PMU) pasan décadas encerradas en un establo, siendo inseminadas y atadas a varias máquinas que recogen su orina. Esta orina es utilizada para fabricar muchos medicamentos de uso humano.

A veces a estas madres solo se les permite pasar 3 meses junto a sus potros antes de ser separados. Las potras hembra se unen luego a sus madres en las líneas de producción de PMU, mientras que algunos de los machos son enviados al matadero.

El Duchess Sanctuary, operado por The Fund for Animals en alianza con la Sociedad Humanitaria de los Estados Unidos, es un centro de 1.120 acres ubicado al sur de Eugene, Oregon. Dicho centro constituye un oasis para cerca de 200 caballos abandonados, descuidados, sin hogar y quienes fueron víctimas de abusos.

Algunos de estos animales son yeguas rescatadas de la industria de PMU, muchas veces junto a sus retoños. Otros residentes incluyen mustangs huérfanos, así como caballos rescatados en subastas y corrales de engorde.

Una de las yeguas residentes del Duchess Sanctuary podrá disfrutar de la primera nevada del año en Oregon. En el video a continuación, puedes verla revolcándose en la nieve y moviendo su cola como su fuera un perro emocionado. Luego se levanta, se sacude la nieve, corre un poco y comienza a revolcarse de nuevo. ¡Le ENCANTA!

[adrotate group=»13″]

[adrotate group=»12″]