Él rescató a un bebé enfermo y abandonado. Meses más tarde, así es como este retribuye su amabilidad.

¿Qué harías tú en esa situación?

Los mapaches son frecuentemente vistos como pestes que deben ser eliminadas. Pero hay al menos una persona en el mundo cuyo mejor amigo fue precisamente un mapache. Esa persona es Kat Wagg, quien encontró a uno de estos animales abandonado y muy enfermo.

- Anuncio Publicitario -

El mapache era solo un bebé en aquel entonces, así que Kat lo llevó a casa y lo bautizó como Loki. Loki estaba deshidratado, tenía parásitos, abscesos, entre otras afecciones.

Es posible que, de no haber intervenido Kat, Loki hubiese muerto. ¡Por suerte Kat llegó justo a tiempo! Loki fue alimentado con biberón y se recuperó muy rápido. A medida que crecía, su nueva familia humana se aseguró de que pudiese salir de casa cuando él quisiera.

- Anuncio Publicitario -

No tenía sentido mantener a un mapache encerrado en casa a toda hora. Sin embargo, y para sorpresa de su familia, Loki jamás quiso salir.

Él quería quedarse justo allí, en su nuevo hogar junto a sus maravillosos padres adoptivos. Y a ellos no se molestaron en lo absoluto.

Loki vivió el resto de su vida en su hogar con los humanos. Tristemente, su vida no fue precisamente larga. Loki falleció un año después de ser adoptado por una complicación con una vacuna.

- Anuncio Publicitario -

Aun así, él tuvo una vida feliz y fue profundamente amado. Además, ¡tenemos montones de fotos y vídeos que nos ayudan a honrar su memoria!

No muy seguido vemos a animales como estos viviendo junto a los humanos, llevando una vida “normal” como mascotas.

Definitivamente Loki fue un caso especial, y no le recomendamos a nadie salir a buscar un animal silvestre como mascota, mucho menos en su entorno natural.

- Anuncio Publicitario -

Pero esta familia y esta amistad fueron grandiosas, y no los olvidaremos en mucho tiempo.


¡Compartan esto amigos!