24 razones lógicas para salir con un hombre con tatuajes

Los tatuajes son declaraciones directas del alma y el estado mental de una persona. Sé que nuestras madres no aprobarían que lleváramos chicos llenos de tinta a casa, ¡Pero a nosotras nos encantan!

Hay algo obscuro, misterioso y sexy sobre un chico que se entrega al arte corporal. Es expresivo, seguramente dolió y denota falta de miedo.

Tatuarse no tiene nada de malo. Solo hace falta un cierto tipo de hombre — alguien romántico, artístico y un poco impulsivo.

Nada llama la atención como la apariencia de un tatuaje bien pronunciado, y nada es tan sexy — a menos que tenga una cola de hobmre y una barba, en cuyo caso más vale que te cases de una vez.

Olvida lo que te dijeron, el tipo de los tattoos sería un novio increíble y apasionado. Son el tipo de personas que quieren darle un mordisco a la vida, y harías bien en acompañarlo.

Aquí presentamos 24 razones completamente lógicas para salir con un hombre tatuado:

tatoo lr

1. Tiene el look de «niño malo», aunque se haya reformado.

Parece el muchacho que tus padres te hubieran prohibido en la secundaria, pero un hombre lleno de arte corporal, curtido y rudo, aún en sus veintes lucirá como uno repleto de experiencia.

Los tatuajes no son marcas de un vagabundo, son marcas de una persona expresiva. Y eso es sexy.

2. Trata su vida y su cuerpo como lienzos.

Quiere dejar su marca. Quiere hacer del mundo un lugar vivaz. Así como lo ha expresado en su propia piel, quiere pintar un cuadro del mundo, uno donde él haya hecho la diferencia. No pierde tiempo con lo irrelevante.

3. Es comprometido.

Viva prueba de eso es dejar que alguien estampe una imagen en su cuerpo de por vida. Cuando toma una decisión, la defiende con todo su ser. Sabe que no hay vuelta atrás, no renunciará en el último minuto ni decepcionará a alguien que le importa.

Cumple con su palabra.

4. Es misterioso.

La historia de su tinta tiene un atractivo misterioso — algo vibrante y tal vez hasta un poco dañino que recorre su piel en retazos de imágenes.

Es una pregunta que quieres responder, y nunca dejará de llamar tu atención ni de ser un acertijo sombrío.

5. No tiene un trabajo aburrido y convencional.

No puedes trabajar en finanzas con una manga que cubra hasta tus manos. Alguien que tenga una inclinación por lo ordinario, normalmente no se expresaría a través de la tinta en su cuerpo.

Un hombre que explora el mundo de los tatuajes, es uno que piensa en función de ambientes artísticos y es propenso a dedicarse a ellos.

6. Puede ser impulsivo.

Muchas personas creen que esto es un símbolo de inmadurez. Pero no es así. Lo que sí es cierto es que no le tiene miedo a los errores. Le gusta tomar las cosas como vienen, y si surge una idea, la explora hasta el final.

7. Es artístico.

Si se expresa con tatuajes, definitivamente tiene un lado artístico. Aunque a veces se cubra con mangas, sabrás que ve el mundo con curiosidad y pasión.

Tal vez hasta toque la guitarra. Sinceramente, no importa qué edad tengas, eso nunca jamás deja de ser sexy.

8. Es romántico.

Hay un cierto aire de romance que rodea a un hombre con tatuajes. No será el romance convencional a lo Jane Austen, sino algo ma´s oscuro. Es un romance exaltado y urgente — lleno de sensualidad e imposible de resistir.

9. Se ve increíble con una camisa de mangas cortas.

No hay nada más sexy que un hombre con mangas de tinta bajo una camisa de botones.

Supongo que es su forma de mezclar lo formal de su ropa y lo poco convencional del arte corporal. No lo sé bien, pero en segundos sube mi temperatura. Y si tiene una cola o una barba también… no quiero ni pensarlo.

10. Soporta el dolor.

Es masculino y no teme. Un poco de dolor no es algo que lo asuste. Su masculinidad tipificada es una cualidad muy pero muy sexy.

Una persona que soporte mientras una aguja recorre su cuerpo por horas en nombre del arte es alguien con quien querrás salir.

[adrotate group=»4″]

11. Encuentra significado en las cosas.

Es un alma antigua. Incluso en las situaciones más fáciles de asimilar, puede extraer algo de significado. Ve la vida desde un punto optimista y poético. Tal vez no sea totalmente fácil de tratar, pero su enamoramiento con la vida es algo exquisito.

 12. No teme ser imperfecto.

La falta de perfección no es una falla para él. Encuentra la imperfección incluso más cautivadora que algo impecable. Ve la verdadera belleza en las cosas agrestes, con un par de arrugas y rotos. La perfección es simple y aburrida.

13. Es honesto sobre su pasado.

No tiene nada que esconder, y no quiere tenerlo. Tal vez haya hecho cosas de las que no está orgulloso, pero nunca se escondería en su vergüenza.

Es el tipo de hombre que mira sus errores a la cara y los hace suyos. Forman parte de él. Su pasado es solo una parte de la historia que le ha ayudado a descubrir el hombre que es hoy en día.

14. Es sensible.

Un hombre con tatuajes no es propenso a ser insensible y construir muros emocionales. Está consciente de sus sentimientos, aún cuando no está sumido en ellos. Su inclinación es la emoción humana — es un destello de masculinidad con el que está cómodo.

15. Sabe lo que quiere.

Aún si ocurre en lo abstracto, tiene una visión para su vida y su futuro. Si bien es cierto que este tipo de hombre vive el momento y experimenta las cosas con sus cinco sentidos, aún tiene sueños y aspiraciones que quiere conseguir y trabaja para ello.

16. No tiene miedo de agregar color a su vida.

Lo ha hecho mediante sus tatuajes, y no es tímido al respecto. Está interesado en lo complicado.

No huye de lo emocional ni de lo pasional, porque puede manejar ese tipo de sentimientos — esas capas de sentimientos — en su vida. Son parte del mundo y él trabaja duro para asegurarse de que la variedad nunca se vaya lejos.

17. Es viejo conocido de la controversia.

Un hombre tatuado no es el tipo de hombre que pasa desapercibido. Sabe que la generación anterior a la suya piensa que los tatuajes son ridículos y también sabe que algunos piensan que es un degenerado. Toma esos juicios de valor y no le importa un car*jo lo que piensen.

Sabe cómo manejarse.

18. Lleva su corazón en la mano.

De manera literal y figurada. Su visión está en sus tatuajes, y su corazón también se refleja en ellos.

19. Ha superado cosas.

Un hombre tatuado es un hombre complicado, alguien que ha visto muchas cosas en este mundo y ha arrancado un pedazo del pastel del a vida. Es el tipo de hombre que ha crecido gracias a lo que le ha ocurrido y ha aprendido la lección una y otra vez.

No es mercancía dañada, es alguien con una coraza fuerte.

20. Se abre con los extraños.

No tiene miedo de hablar con la gente, ni de hacer nuevos amigos de quienes pueda aprender. Es abierto con respecto a su vida y no lo incomoda una buena conversación.

Siempre tiene algo que decir, y en situaciones sociales lo verás florecer. Es alguien de trato fácil.

[adrotate group=»5″]

21. Ve la belleza de lo obscuro.

Una de sus cualidades más deseables es su habilidad de encontrar belleza en los lugares más abstractos.

Ve las cosas de manera fascinante e idiosincrática. Muchas veces notarás que quieres meterte en su mente y extraer sus métodos de comprensión.

Nunca habrá un momento donde piense en matices de beige. Hay una intensidad innegable en cada rincón de su mente.

22. Tiene un cuento que vale la pena escuchar.

Es difícil que alguien interesado en el arte corporal sea una persona aburrida con un pasado mundano. Ese hombre tiene una historia colorida. Puede contar grandiosas historias con mucho carisma y meterse en la mente de cualquier chica. Es una persona dinámica y llena de capas.

23. Las normas sociales le resbalan.

No se guía basado en la necesidad de hacer que las cosas sean blancas o negras. No se preocupa mucho por la autoridad y no tiene por qué responder preguntas a nadie.

Está seguro de sí mismo — tiene la suficiente confianza en su talento y habilidad para saber que el éxito no se mide por el tamaño de tu portafolio o de la casa donde vives, sino en cómo hayas vivido tu vida.

24. Es increíble en la cama.

Dije esto sobre los hombres con barba, y lo volveré a decir en esta ocasión. Este tipo de hombres son amantes intensos, dínamos en la cama. Viven cada momento con pasión y están muy presentes cuando ésta se anuncia.