12 cualidades de una mujer que te indican que no deberías dejarla ir jamás.

Cada cierto tiempo (y en muy raras ocasiones) conocemos a la mujer de nuestros sueños. Siempre nos toma desprevenidos y casi nunca en un momento conveniente de nuestras vidas, simplemente aparece y cambia nuestra vida para siempre.

La dinámica de las relaciones entre un hombre y una mujer ha estado cambiando durante las últimas décadas, pero la esencia del compromiso prácticamente sigue intacta.

Por naturaleza, estamos diseñados de manera que dos seres tan opuestos puedan unirse para crear un solo ser. Encontrar a tu otra mitad es de por sí toda una aventura – por lo general bastante ardua. Si tienes la suerte suficiente de encontrar a esa mujer, a ese girasol creciendo contra todo pronóstico en medio de un árido desierto, entonces hazte un favor a ti mismo y aférrate a ella tan fuerte como puedas – nunca, jamás la dejes ir.

No todos fuimos tan sabios en el momento en que conocimos al amor de nuestras vidas… y créeme cuando digo que siempre nos arrepentiremos por ello. Si tu chica tiene cualquier combinación de estas 12 cualidades, no la dejes ir jamás:

1. Es más inteligente que tú.

Todo hombre necesita a una mujer inteligente, capaz de ayudarle a caminar por la vida a salvo y en una sola pieza. Dicen que detrás de cada gran hombre existe una gran mujer, y no es mentira. Sin esa mujer, un gran hombre no sería más que un ególatra solitario.

Pon a una mujer dentro de su vida y de repente, todo ese ego adquiere un propósito, una dirección, y la sabiduría para no echarlo todo a perder.

2. Es hermosa.

La belleza solo existe en los ojos de quien la observa – siempre y cuando te parezca increíblemente hermosa, de acuerdo a tu definición, entonces vale la pena aferrarse a ella.

Siento que hoy en día existen aquellos que hacen demasiado énfasis en la belleza y, por otro lado, aquellos que se revelan en contra del concepto tradicional de belleza y le dan poca o ninguna importancia.

La belleza es una cualidad que ha sido codiciada desde que el primer humano abrió sus ojos; y no es algo de lo que debamos sentirnos avergonzados, pero necesitamos aprender a apreciar la belleza de forma apropiada.

3. Es amable y maternal.

La gente buena por lo general es también amable. Y si ella no lo es, entonces tampoco es digna de formar parte de tu vida. Tratándose de una mujer, conocer su instinto maternal es muy importante. Algunas personas simplemente no quieren tener hijos.

En algunas relaciones, el hombre podría ser incluso más dado a la crianza que la mujer. Sin embargo, las mujeres nacen con este instinto o lo desarrollan a medida que crecen. Si sueñas con formar algún día tu propia familia, entonces asegúrate de encontrar una mujer que desee ser madre, y que además este lista y dispuesta a asumir esa gran responsabilidad.

4. Es vivaz.

La vida se pone difícil de vez en cuando. Otras veces puede volverse aburrida y monótona.

Las mujeres no fueron creadas para entretener al hombre (en todo caso, es probable que sea al contrario), pero tener a una mujer alegre, enérgica y de espíritu aventurero puede aportar mucha dinámica a sus vidas, algo que definitivamente te hará feliz en esos momentos difíciles.

5. Te ama con todo su corazón.

Esta es, de lejos, la cualidad más importante que debes valorar en una mujer. Cuando una mujer te ama, lo hace con toda su alma. No es el mismo tipo de amor que los hombres sienten. Los hombres siempre han sido, son y serán más egocéntricos que las mujeres.

Ellas, por otro lado, poseen la increíble habilidad de avocarse por completo a las personas que aman. Si tienes la suerte de tener a una mujer que te ama de verdad, entonces has recibido el regalo más grande de todo el universo.

6. Está dispuesta a comprometerse.

La gente es terca (hombres y mujeres por igual). Nos gusta que las cosas sean como queremos y se nos hace difícil abrirnos a cambios que no consideramos necesarios hacer. Sin embargo, una relación requiere que cada parte asuma su compromiso.

Esta es la única manera de que las cosas funcionen como esperamos que lo hagan. Pero encontrar a una mujer dispuesta a comprometerse es tan solo la mitad del trato, pues tú también deberás estar dispuesto a comprometerte.

[adrotate group=»4″]

7. Cuando estás con ella te sientes como en casa.

Estar enamorados, profundamente enamorados, se siente como encontrar por primera vez tu verdadero lugar en el mundo, tu verdadero hogar. Es saber que estás exactamente donde debes estar, y que no cambiarías ese lugar por nada en el mundo.

Si al mirarla a los ojos puedes ver tu alma reflejada en ellos, entonces estás en casa. Jamás te vayas.

8. Te hace saber que estás equivocado.

Todos los hombres (absolutamente todos) necesitan a una mujer que los baje de las nubes y les mantenga los pies sobre la tierra. Los hombres tienen la particular habilidad de tomar decisiones sin base y hacer cosas estúpidas.

Encontrar a una mujer que te mantenga en el camino correcto y te haga saber que estás equivocado puede hacer una gran diferencia en tu vida.

9. Es fuerte, pero femenina.

Cada hombre tiene un gusto particular en cuanto al tipo de mujer que les atrae, pero siempre resulta de una combinación entre fuerza y feminidad. Una mujer fuerte es el tipo de compañero que todo hombre necesita.

Una mujer fuerte sigue siendo una mujer. No se trata de dos términos opuestos. De hecho pueden significar precisamente lo mismo cuando encontramos a una mujer que sabe darse su lugar y se siente orgullosa de quien es.

10. Es apasionada.

Una vida llena de pasión es una vida que vale la pena vivir. Pero vivir apasionadamente estando solos es básicamente imposible.

La pasión puede existir entre dos seres vivos, usualmente entre dos seres humanos que de alguna forma u otra se atraen. Y lo más hermoso de la pasión es que es contagiosa. Es el patógeno más reverenciado del mundo.

11. Es determinada.

Entiendo que muchos hombres prefieran por esposa a una mujer dedicada a su casa. También entiendo que muchas mujeres deseen lo mismo. Ese tipo de mujeres no es para mí, pero obviamente hay personas que quieren vivir de esa manera.

Aun así, definitivamente querrás a una mujer que tenga determinación. Si ella prefiere quedarse en casa, cocinar, limpiar y hacerse cargo de los niños, asegúrate entonces de que esté decidida a ser la mejor ama de casa que pueda ser. Sin determinación no hay propósito.

12. Ella es el mundo para ti.

A veces llegamos a amar a otra persona más allá de la imaginación y no entendemos por qué. Y a decir verdad, no necesitas una razón para hacerlo. Si la amas al punto de que no puedes si quiera imaginar cómo sería tu vida sin ella, no te des el lujo de perderle.
Si tanto significa para ti, entonces debes tener eso siempre presente. Es muy común que la gente no valore correctamente lo que tiene hasta que lo pierde. Siempre creemos que habrá otra oportunidad, que tarde o temprano ambos volverán a conectarse.

Y quizás tengas razón. Pero podría ocurrir todo lo contrario. Quizás la pierdas para siempre. Quizás sufras durante muchos años por haber dejado ir a la persona más importante de tu vida. No deberías arriesgarte tanto.

[adrotate group=»5″]