Una cordera fue rechazada por su madre por ser la más pequeña del rebaño, y los humanos la abandonaron a su suerte.

También se rompió una pata mientras intentaba desesperadamente alimentarse de su madre.

Regina la cordera nació el 6 de noviembre en el marco de un programa de agricultura de una escuela secundaria. Nació junto a otras dos crías, y por desgracia fue la más pequeña de los tres. Dado que era la más débil, su madre la rechazó y no le permitía alimentarse de su leche.

- Anuncio Publicitario -

A pesar de no poder comer, ella fue dejada allí junto a su madre y hermanos. El programa de reproducción en el cual nació pretendía enseñar la importancia de que los corderos se alimenten de las ubres de su madre, así que los estudiantes alimentaron a Regina con biberón una sola vez, con la esperanza de que eventualmente tomara la ubre de su madre. Pero nunca lo hizo.

Farm Sanctuary

Los estudiantes también ataron la cola de Regina, que es cuando se coloca una banda de goma en la base de la cola para cortar el flujo de sangre, haciendo que la cola se caiga entre 7 y 10 días después. Esto causa dolor, pero es un procedimiento que usualmente se realiza sin anestesia. Aunque este procedimiento no es necesario, normalmente no es algo tan terrible para un cordero saludable y en buenas condiciones. Pero para Regina, quien se encontraba luchando por su vida, esto solo vino a empeorarlo todo.

Farm Sanctuary

Regina pasó la siguiente semana luchando por sobrevivir en su recinto, rodeada de muchas ovejas y corderos que se negaban a aceptarla. Pero la situación se tornó mucho peor cuando Regina se rompió su pata posterior derecha. Ellos creen que su madre se la rompió al patearla para alejarla, mientras la pobre intentaba desesperadamente alimentarse.

Farm Sanctuary

En lugar de ayudar a Regina, la gente que dirigía el programa siguió dejándola sola. Ella deambuló sola durante las dos semanas siguientes, sufriendo un enorme dolor. Entonces, el administrador del programa escolar decidió que lo mejor era sacrificar a Regina. Finalmente, el padre de un estudiante del programa escucho sobre esto y supo que debía salvarla. Fue entonces cuando el padre llamó al Farm Sanctuary, un paraíso seguro para los animales rescatados.

- Anuncio Publicitario -
Farm Sanctuary

El personal del Farm Sanctuary condujo durante dos horas para rescatar a Regina, quien se encontraba en muy mal estado. La llevaron a una clínica veterinaria para que la examinaran a fondo. Aparte de sus heridas obvias, Regina estaba extremadamente delgada, pesando solo 2,2 kilogramos, que es menos de lo que pesa un cordero de raza grande al nacer.

Farm Sanctuary

Aunque Regina estaba sufriendo, finalmente estaba siendo atendida y cuidada por primera vez en su vida. Ella devoró su comida, también por primera vez, y recibió una cirugía en su pata. Los cirujanos hicieron todo lo humanamente posible para salvar su pata, pero finalmente tuvieron que amputársela.

Farm Sanctuary

Los veterinarios quedaron asombrados al ver a Regina levantarse y caminar luego de la cirugía. ¡Ella se acostumbró muy rápido a moverse con tres patas, y en poco tiempo duplicó su peso! Durante su recuperación, Regina recibió una cama tibia y animales de peluche, con quienes amaba acurrucarse.

Farm Sanctuary

A pesar de todo por lo que pasó Regina, ella siguió siendo una cordera feliz y de buen temperamento. Un mes y medio después de ser rescatada, ¡Regina ya pesaba más de 10 kilogramos! Su resistencia y espíritu de lucha es alucinante, y una verdadera inspiración para todos nosotros.

- Anuncio Publicitario -
Farm Sanctuary

Ahora que Regina se ha recuperado por completo, ¡lo que más le gusta hacer es correr! Tener solo 3 patas no la detiene; ¡ella corre como tan ligera como el viento!

Farm Sanctuary

Regina claramente tuvo un mal comienzo en la vida, y no recibió mucha ayuda en el camino, pero por suerte hoy cuenta con un lugar adorable en donde pasar el resto de su vida, rodeada de personas que la aman con todo su corazón.

Compartir

Leave a Reply