Una mujer compra un autobús y lo convierte en la casa de sus sueños, echa un vistazo adentro

Después de 3 años de trabajo, esta mujer convirtió un viejo autobús en una casa pequeña y elegante

Jessie Lipskin se sentía atrapada en el costoso y apretado estilo de vida urbano que ofrece Manhattan, y quería diseñar un estilo de vida adaptado a ella, que le permitiera mucha más libertad financiera, holística y sostenible. Fue entonces cuando hurgó en eBay y terminó haciendo la compra de su vida.

Jessie tuvo una idea descabellada: tomar un viejo autobús abandonado y convertirlo en su propia casa rodante de última generación. Con su autobús transformado, finalmente podría sentirse libre. Pero resulta que encontrar el vehículo correcto sería el menor de sus problemas.

1. Rompiendo la norma

A los 27 años, Jessie Lipskin había pasado la mayor parte de su vida en el ajetreo de la ciudad de Nueva York, con solo un breve interludio en el norte del estado mientras asistía a la universidad. Sin embargo, a pesar de todo el glamour que la Gran Manzana le podía ofrecer, era un lugar difícil para vivir.

A su alrededor, Jessie veía personas que sufrían para poder satisfacer las necesidades básicas de sus vidas, trabajando duro solo para poder vivir en un espacio pequeño. Quería encontrar una salida, y entonces se le ocurrió una idea descabellada. ¿Y si pudiera empacar su vida y llevarla a donde quisiera? Parecía tentador, y en ese momento no tenía idea de que su visión representaría el proyecto de bricolaje de su vida.

Ant.1 de 25