Una mina terrestre destruyó su pierna: 10 años después, esta elefanta recibe una nueva prótesis.

Mosha la elefanta ha recibido una segunda oportunidad en cuanto a movilidad con la ayuda de una pierna prostética.

Cuando la ciencia va de la mano con la creatividad, cosas asombrosas pueden ocurrir. Tan solo mira a esta elefanta asiática llamada Mosha, a quien se le ha dado una segunda oportunidad en cuanto a movilidad con la ayuda de una prótesis.

La elefanta de tres patas es una residente permanente del hospital Fundación de Amigos del Elefante Asiático en la provincia de Lampang, al norte de Tailandia. El paquidermo perdió su pierna delantera derecha a causa de una mina terrestre en la frontera con Birmania, cuando tenía solo 7 meses.

El crecimiento de Mosha ha requerido de constantes reparaciones en su pierna prostética. Cuando perdió su pierna hace 10 años, ella pesaba unas 1.300 libras. Hoy en día Mosha pesa más de 4.000 libras.

A medida que crecía, se hacía más y más difícil para Mosha moverse con sus tres extremidades restantes. El cirujano tailandés Therdchai Jivacate notó esta dificultad y le diseñó su primera pierna prostética cuando tenía dos años y medio. Desde entonces, Mosha ha recibido nueve prótesis en total.

«La manera en que ella caminaba era desequilibrada y su columna se eventualmente se doblaría», dijo Therdchai, de 72 años, a Reuters. «Ella habría muerto».

Mosha no fue el único elefante afortunado que recibió una pierna prostética. Motola, otra resiente del hospital FAE, recibió también una prótesis. Ella se convirtió en el segundo elefante en recibir una.

La Fundación de Amigos del Elefante Asiático fue el primer hospital para elefantes del mundo, y hoy cuenta con 17 pacientes.

[adrotate group=»4″]