Una cría de foca debió ser sacrificada luego de que una mujer la llevara a su casa desde la playa.

¡¿En serio?!

Probablemente jamás pensarías que la humanidad podría caer más bajo luego de ver el caso donde un grupo de idiotas casi mata una tortuga para tomarse selfies con ella, o el caso del bisonte bebé que debió ser sacrificado luego de que un grupo de turistas lo secuestrara porque «parecía tener frío» — pero de hecho, si puede…

Funcionarios de vida silvestre debieron sacrificar a una cría de foca luego de que una mujer en Westport, Washington, creyó que sería buena idea sacar al animal de la playa y llevarlo a su casa en un bolso de mano. La mujer, quién erradamente pensó que la foca había sido abandonada, la metió en su bolso y se la llevo a casa.

El vocero de la Administración Nacional de Océano y Atmósfera (NOAA), Michael Milstein, dijo al ABC que la mujer pronto supo que no tenía idea de cómo cuidar a la foca. Entonces llamó al Acuario de Westport, quienes fueron hasta su casa y recogieron al animal.

El director del acuario, Marc Myrsell, dijo al ABC que cuando él llegó, la cría estaba «viva pero extremadamente letárgica»:

«Usualmente estos animales muerden y luchan por escapar cuando intentas acercarte a ellos, pero esta cría se encontraba completamente letárgica. Colocarla en su transportador para llevarla al centro fue como cargar a un bebé humano dormido».

Myrsell comentó que ellos tenían la esperanza de poder regresar la cría a la playa donde fue encontrada, y ver si lograba reunirse con su madre. Sin embargo, la cría se volvió tan letárgica y pasó tanto tiempo alejada de su familia, que decidieron que la solución más humana seria sacrificarla.

Kristin Wilkinson de la NOAA afirmó que «la decisión de sacrificar a un animal es una decisión que jamás nos tomamos a la ligera». Agregó que en este caso, la probabilidad de supervivencia de la cría era muy limitada. Los centros de rehabilitación a menudo están copados, y los oficiales de vida silvestre tienen que tomar decisiones muy difíciles a la hora de salvar animales.

Milstein dijo que la información sobre este caso fue hecha pública debido a una «alarmante y creciente avalancha de incidentes similares.» La NOAA aprovecho la oportunidad para recordar a los residentes lo que deben hacer en caso de avistar a una cría de foca sola en la playa:

«Lo mejor que las personas pueden hacer para ayudar a estos mamíferos acuáticos en la playa es dejarlos solos, manteniendo al menos 100 yardas de distancia, de ser posible. Molestar, alimentar o intentar mover a las focas jóvenes u otros mamíferos acuáticos es ilegal porque produce estrés en el animal, interfiere con su comportamiento natural y hace que las focas adultas abandonen a sus crías».

Así que la próxima vez que veas a una cría de foca sola en la playa, déjala tranquila. Probablemente se encuentre bien.

[adrotate group=»4″]