Un hombre convierte un viejo avión en su casa; mira cuando abre la puerta revelando su interior.

Si encontraras un avión en medio del bosque, ¿qué pensarías? ¿Sería la escena de un misterioso accidente aéreo? ¿Un viejo avión de chatarra? Si sucede que está en Hillsboro, Oregón, entonces esa no es más que la humilde morada de Bruce Campbell, un ingeniero eléctrico retirado y un hombre muy ingenioso. A Bruce le gusta transformar aviones que de otro modo se habrían convertido en chatarra, en hermosas obras maestras recicladas. Él cree que los aviones pueden tener mucho potencial fuera de su uso previsto. Ha usado su buena imaginación, un avión viejo y un terreno baldío para crear el hogar más singular de la Tierra. ¡Sigue leyendo para ver cómo construyó su casa tan exótica y echa un vistazo dentro de ella!

- Anuncio Publicitario -

1. Soñando en grande

Bruce Campbell, un ingeniero eléctrico retirado de 64 años, siempre tuvo una visión creativa. Cuando tenía poco más de 20 años, compró un terreno de 10 acres por $ 23,000 en el bosque de Hillsboro, Oregon, con una visión muy clara en mente.

Desde una edad temprana, a Campbell le encantaba jugar con objetos y materiales viejos para crear cosas nuevas. Su plan para esta área de tierra era construir una casa para él mismo a partir de varias camionetas de carga. Parecía un plan maravilloso e innovador, pero eso fue hasta que se enteró de una casa que alguien más había construido.

- Anuncio Publicitario -

2. Cambio de planes

Aproximadamente dos décadas después, Bruce Campbell se enteró de Joanne Ussery, una peluquera de Mississippi que compró un avión Boeing 727 y lo transformó en su hogar. Su casa anterior se quemó, así que después de eso decidió construir una casa funcional con un avión junto a un lago tranquilo.

Ya estaba avanzando con su idea de la camioneta de carga, pero Campbell pensó que un avión gigantesco sonaba mucho más innovador y divertido para jugar. Después de todo, él creía firmemente que los aviones deberían ser salvados de convertirse en chatarra. La tierra no era un problema porque ya poseía 10 acres, pero necesitaba suficiente dinero para comprar y transportar este tipo de vehículo no convencionales a Oregón.

- Anuncio Publicitario -

3. Comprando un Boeing

En 1999, Campbell decidió comprar un avión Boeing 727 de Olympic Airways, con sede en el aeropuerto de Atenas, por la suma de $ 100,000. Una vez que adquirió el enorme avión, necesitaba transportarlo al bosque en Oregon.

El transporte del avión desde Atenas, Grecia, a Oregón resultó ser la tarea más desalentadora de toda la empresa. Preparar y llevar a cabo la mudanza, así como varios otros aspectos del proyecto, le costó otros $ 120,000, lo que significó que el avión costó un total de $ 220,000. Pero parecía que Campbell ganaría el valor de cada centavo de su dinero en más formas de las que él anticipaba.

- Anuncio Publicitario -

4. La gran jugada

El laborioso Bruce Campbell no podía esperar para comenzar a trabajar en su nuevo y bastante grande proyecto, pero primero tuvo que mover el avión hacia los bosques de Oregón. Varios hombres tuvieron que desarmar las alas del avión para poder transportar la nueva compra de Campbell al terreno aislado.

Desarmaron las alas de tal manera que Campbell pudo reinstalarlas una vez que el avión estuvo estacionado en su nuevo hogar. Campbell creía que su nueva idea comenzaría como un “trabajo en progreso”, pero finalmente se transformó en algo mucho más que eso después de muchos años de arduo trabajo e innovación.

Ant. 1 de 35 Sig.
- Anuncio Publicitario -