Un Cachorro Se Acercó A Un Trabajador. Lo Que Pasó Después Rompió Mi Corazón.

Nunca es muy tarde para ayudar a un perro necesitado. Ya sea recién nacido o el mayor del lugar, siempre será mejor que lo ayudemos. Pero debemos afrontar que tenemos una debilidad especial por los cachorros. Y con razón. Son lindos, no pueden cuidarse solos, y queremos protegerlos del mundo antes de que les pase algo.

Pero, ¿qué hacer con los que no son rescatados? ¿Con los que han vivido en ese duro mundo toda su vida? ¿Cómo podemos ayudarlos? Tras leer la historia de Toothless el perro, creo tener una idea. Y un nuevo héroe personal…

Un día, Cody Leightenheimer encontró a este pequeñín. Según él, «Estaba trabajando en una fábrica de pisos de madera. Tenía, básicamente, un ala del lugar para mí solo. Un día, estaba trabajando en muebles especialmente diseñados para la casa de vacaciones de mi jefe en Florida cuando miré al otro lado del edificio, del tamaño de un hangar, y vi un cachorro. Al instante quise abandonar mi puesto y acariciarlo, pero tenía trabajo que hacer. Sin embargo, el cachorro no lo aceptó. Caminó hacia mí y me miró con sus enormes ojos. Lo acaricié y al instante me di cuenta de que estaba cubierto en pulgas, sucio y físicamente tampoco estaba en la mejor condicion. Miré más de cerca y vi que su hocico, sus orejas y su rostro estaban cubiertos de un color gris.»

«Le compré comida rápida con sabor a pollo durante mi hora de almuerzo porque estaba muy flaco, podía sentir sus huesos. Empecé a enviarle fotos a mi esposa, pues planeaba preguntarle si podría llevarlo a casa. No tuve que hacerlo porque ella lo hizo primero.»

«Pensé que debería alejarlo de las puertas todo el día hasta que fuera hora de regresar a casa. El pequeño se durmió en el suelo y se quedó ahí todo el día.»

Cuando lo llevaron a casa, lo limpiaron, quitándole docenas de pulgas, y lo llevaron al veterinario. Su impresionante lista de males incluía: 1. Crecimiento interrumpido por desnutrición. 2. Cataratas y una pupila reducida debido a un fuerte golpe en la cabeza. 3. Úlceras en su estómago que causaban vómitos. 4. Cuatro fístulas oronasales en su boca causadas por la pudrición de sus dientes. 5. Completamente sordo.

Descubrieron que es un pastor de Shetland, tiene entre 8 y 12 años y pesaba 3,3 kg.

«Tras una operación en las fístulas, y estricto régimen médico, meses de cariño y una familia que lo quiso tanto como si se tratara de dos niños; Toothless (Nuestra hija le dio este nombre, pues le encantó «Cómo Entrenar A Tu Dragón») Rooster Cogburn se convirtió en un apuesto caballero adulto al estilo de Sir Ian Mckellen y Christopher Plummer.»

[adrotate group=»4″]

En seguida, «Toothless» fue tratado como la realeza, viviendo la buena vida que merecía, protegico por Cody y su esposa Kasie.

Ya no vivía en el frío, sino que lo disfrutaba de vez en cuando.

Y se disfrazaba…

El Quién más bonito de toda la Villa Quién 😉

Su actividad favorita, por supuesto, era tomar la siesta.

[adrotate group=»5″]

Y tuvo muchas oportunidades para hacerlo.

Sin embargo, todo este tiempo, Toothless Rooster Cogburn tenía un estimado de 3 a 12 meses de vida. Pudo vivir un año antes de enfermarse mucho como para disfrutar su asombrosa vida un día más.

Finalmente, el 2 de junio de 2014; «Vi al más grande amigo, la más adorable mascota y más valiente luchador que he conocido caer en una muy merecida siesta final mientras su madre y yo sosteníamos sus patas.»

De acuerdo a nuestro héroe, «Nunca pensé que podía amar a una mascota tanto como lo amaba. Todo el mundo lo quiso mucho al momento de conocerlo. Sus veterinarios, nuestros amigos, un teatro lleno de personas que lo vieron mientras cumplía su papel en una obra de teatro. Realmente fue únido. Esperamos haberle dado suficientes buenos recuerdos como para borrar los malos que pudo haber tenido antes.»

Yo mismo no pude haberlo dicho mejor.

Por favor comparte esta bonita historia con tus amigos a continuación.

(Fuente: Imgur)