Tomé agua con el estómago vació durante un mes y esto fue lo que sucedió.

Esta es una técnica japonesa comprobada.

Un día, cansada de estar cansada, me pregunté a mi misma «¿Qué hacen las mujeres japonesas para lucir una piel de porcelana, además de una figura delgada y definida?» Luego de investigar un poco, me enteré sobre la costumbre japonesa de beber agua con el estómago vació inmediatamente al despertar por la mañana.

De acuerdo con numerosos estudios, esta simple práctica ofrece resultados positivos en cuanto a varias condiciones que afectan la salud. Entonces decidí intentarlo, y hoy me gustaría compartir mi experiencia con los lectores de LocaRisa.

Ya no sabía qué hacer para sentirme más enérgica. Mi piel y cabello lucían opacos, y mi cuerpo estaba enviándome señales de que algo no andaba bien.

Cansada de visitar médicos que sólo me repetían lo mismo y me recetaban un montón de pastillas, descubrí este ritual japonés de beber agua en las mañanas y decidí ponerlo en práctica. ¡Los resultados son sencillamente asombrosos!

1. Comencé a sentirme más fresca y saludable.

Pocos días después de comenzar a tomar agua en las mañanas, comencé a sentirme más liviana. Sentía que mi cuerpo podía eliminar toxinas con mayor facilidad.

2. Mi metabolismo mejoró.

Esta práctica hizo mi dieta más tolerable. Ya no sentía un hambre que me incomodaba en todo momento. La necesidad de merendar entre comidas desapareció, y sentía más energías.

3. Me ayudó a perder peso.

Además de sentir menos hambre, mi digestión dejó de ser lenta y pesada. Tener más energías me motivó a hacer más ejercicios.

4. Mantuvo la acidez bajo control.

De vez en cuando sufría de indigestión y reflujo ácido. Pero cuando comencé a tomar agua en las mañanas, este problema desapareció y ya no sentía esa terrible incomodidad luego de cada comida.

5. La apariencia de mi piel mejoró.

No voy a mentir. La gente solía decirme que me veía mayor para mi edad. Desde que empecé con la terapia del agua, las arrugas de mi rostro disminuyeron y ahora mi piel luce saludable, radiante y reluciente.

[adrotate group=»4″]

6. Mi cabello comenzó a lucir mejor.

Mi cabello solía ser tan frágil que usualmente debía cortarlo dos veces al mes. Tomar agua no solo me dio un cabello más saludable, ¡sino que este se volvió increíblemente brillante!

7. Desaparecieron las infecciones en el tracto urinario.

El tratamiento con agua resolvió este problema mejor que cualquier antibiótico. En este punto, el éxito es evidente y ya no sufro de ninguna sensación de ardor.

8. No me he enfermado desde hace mucho tiempo.

Este simple ritual realmente ha mejorado mi sistema inmunológico. Algo tan simple como tomar agua con el estómago vació me ayudó a lidiar con las enfermedades sin tener que recurrir a los medicamentos.

[adrotate group=»5″]

¿Cómo puedo obtener el máximo beneficio de tomar agua en las mañanas?

Sigue este método para sentirte enérgico(a) durante todo el día:

  • Bebe cuatro vasos de agua inmediatamente al despertar, antes de cepillar tus dientes, y con el estómago vacío. Si te es difícil beber cuatro vasos, puedes comenzar con uno e incrementar la cantidad de forma gradual.
  • No comas nada durante los siguientes 45 minutos.
  • Luego de este tiempo, podrás beber y comer lo de costumbre.
  • No comer ni beber nada durante 2 horas después del desayuno, el almuerzo y la cena.

¿Cuándo puedo empezar a ver resultados?

  • Pacientes con diabetes o hipertensión: 30 días.
  • Pacientes con constipación o gastritis: 10 días.
  • Pacientes con TB: 90 días.