Si vas a estar lejos de casa por un viaje o emergencia, coloca una moneda sobre una taza de agua congelada en tu refrigerador. Descubre por qué.

Cada vez que escuchamos noticias sobre un posible e inminente desastre natural en tu área, nuestra cabeza se llena de preocupaciones. ¿Qué tan peligroso es? ¿Habrá tiempo suficiente para evacuar a todos? ¿Estarán tus seres queridos a salvo? ¿Sobrevivirá tu casa o propiedad?

Las emergencias son impredecibles. En estos tiempos de caos y estrés, es muy útil tener cierto conocimiento práctico a mano.

Gracias a la señora Sheila Pulanco Russell de Lumberton, Carolina del Norte, todos podremos sentirnos un poco más seguros con este práctico truco de supervivencia que ha compartido.

Titulado simplemente “El truco de la taza”, los tres elementos principales son una moneda, una taza de agua y un refrigerador.

Te preguntarás ¿qué tienen estas tres cosas en común…? Bueno, durante las evacuaciones masivas, es imposible saber si el servicio eléctrico, entre otras cosas, seguirá intacto después de la emergencia. Tampoco está claro, considerando las circunstancias, por cuanto tiempo estarás lejos de casa.

Lo ideal es que todos tengan un kit de evacuación, lleno de elementos para primeros auxilios y alimentos no perecederos, entre otras cosas. ¿Pero qué hay de la comida congelada que dejamos en casa? ¿Qué sucederá con todo eso? ¿Cómo podrás saber si aún es seguro comer esos alimentos cuando regreses a casa?

Sheila tiene la respuesta, tal y como se muestra en la imagen de abajo.

Indicaciones:

1. Coloca una taza llena de agua en tu refrigerador.
2. Permite que el agua se solidifique por completo y coloca una moneda sobre el agua congelada.
3. Deja la taza nuevamente en tu refrigerador.

¿De qué sirve todo esto?

Te ayuda a determinar si tu comida se mantuvo congelada mientras te encontrabas lejos, o si por el contrario se descongelo y congeló de nuevo, corriendo así el riesgo de dañarse.

Si regresas a casa luego de una evacuación y descubres que el agua se derritió y la moneda descendió hasta el fondo de la taza, sabrás entonces que toda tu comida estuvo descongelada, y por ende será necesario desecharla.

Sin embargo, si la moneda continúa sobre la superficie del hielo o en la mitad de la taza, entonces es probable que tu comida se encuentre en buen estado. Si se encuentra arriba es obvio que tu comida no se descongeló en ningún momento – y si está en la mitad, quizás tu comida se haya descongelado ligeramente, pero el servicio eléctrico fue restaurado justo a tiempo.

Este truco también es útil en otras circunstancias. Por ejemplo, si dejas permanentemente la taza en el refrigerador y hay un corte en el servicio eléctrico, tendrás una forma de saber si tu comida continúa a salvo.

Lo más importante, como regla general, si sientes que tu comida ya no es segura, simplemente deséchala. ¡Tu seguridad es lo más importante!

Para nuestros amigos en la costa este de Norte América, que constantemente deben lidiar con evacuaciones debido a los huracanes (como el huracán Matthew), ¡prueben con este truco!

¡Manténganse a salvo!

Por favor, ¡COMPARTE esto con tus amigos y familia!

[adrotate group=»4″]