Se rieron de este ternero rechazado durante una subasta, hasta que una mujer abrió su corazón y se enamoró de él.

Cuando Susie Coston vio por primera vez a un ternero llamado Blitzen en una subasta de ganado, supo de inmediato que debía salvarlo.

“La gente lo llamaba basura y se burlaban de él… nadie quería comprarlo”.

Blitzen pesaba solo 17 kilos, y podría haber cabido perfectamente dentro de un tazón.

“Los terneros suelen llegar a los corrales demasiado débiles como para ponerse de pie, deshidratados y privados del vital calostro de sus madres”.

“Esto los deja vulnerables ante infecciones y enfermedades, que se desarrollan rápidamente en sus cuerpos”.

El propio Blitzen tenía solo 1 o 2 días de edad, y fue llevado de emergencia a un hospital veterinario.

Tuvieron que darle medicamentos para su neumonía, y necesitó recibir una transfusión de sangre.

[adrotate group=»4″]

Todo esto ocurrió en el año 2010, y Blitzen continúa creciendo fuerte.

¡Con un peso actual de más de una tonelada, se ha convertido en un toro muy fuerte!