Perro abandonado una y otra vez llora mientras abraza su mantita

¿Se imaginan qué se sentirá ser rechazado una y otra vez?

Debe ser algo increíblemente deprimente y es la razón por la que este perro se encuentra desconsolado y llora mientras abraza su manta.

Su nombre es King.

King fue abandonado en la perrera de Carolina del Norte por su primer dueño cuando éste decidió que ya no lo quería. Afortunadamente, un grupo de rescate salvó a King de ser sometido a eutanasia. Pero sus penurias no han terminado.

La primera mujer que se ofreció a cuidar a King tenía un esposo que pensaba que el perro era muy “extraño”. Así que King fue regresado inmediatamente a la perrera y como estaba cerrada en ese momento, dejaron a King atado en la cerca.

La siguiente familia que lo cuidó tuvo que devolverlo porque descubrieron que en su área había una restricción de razas. King solo se quedó con ellos dos días.

Roberta Sá Griner

Roberta Sá Griner

Luego, King se quedó en un centro de alojamiento y fue allí donde una salvadora llamada Roberta Sá Griner vino a ayudarlo. Roberta lo cuidó por tres meses y luego una mujer lo adoptó, pero al igual que las demás familias que King había tenido, la mujer lo devolvió. Roberta no se rindió ante la idea de conseguirle a King un hogar. Encontró una familia de nuevo, pero después de varios meses, ellos también lo devolvieron alegando que ya no podían mantenerlo.

Ser abandonado tantas veces rompió el corazón de King. Sintiéndose rechazado e inseguro, se sienta a llorar mientras abraza su mantita.

[adrotate group=»12″] https://www.facebook.com/roberta.sa/videos/10156688897910360/
[adrotate group=»13″]

Es devastador ver a King llorando por el rechazo. Roberta está muy confundida y no sabe por qué esto está pasando si King es un gran perro. Según una publicación de The Dodo, además de sufrir de ansiedad, King no tiene ningún problema de conducta.

Roberta aún no pierde la esperanza de encontrar una familia para King y nos gustaría ayudar a este perrito a encontrar el hogar amoroso que merece.