Padre perdido encontrado 23 años después deja a la policía sin palabras.

Linda Iseler estaba viviendo un infierno. Su esposo, Richard, había desaparecido sin dejar rastro y la policía pensó que ella tenía algo que ver con su desaparición repentina.

- Anuncio Publicitario -

Linda tuvo que criar a sus dos hijos sola, con un presupuesto ajustado, ahogándose en las deudas y en la incertidumbre. Y entonces un día, 23 años después de su desaparición, Linda descubrió información que podría arrojar luz sobre lo que había ocurrido con su esposo extraviado…

Una familia feliz

- Anuncio Publicitario -

Linda Y Richard Hoagland vivían felizmente en Indiana con sus dos hijos, Matthew de nueve años y Douglas de seis. Las cosas iban bien para la feliz pareja. Claro que tenían sus discusiones sobre el dinero, los hijos y ese tipo de cosas, pero nada que no pudiese resolverse hablando y llegando a acuerdos.

Un esposo perturbado

- Anuncio Publicitario -

Pero al parecer, las apariencias eran engañosas. Richard Hoagland ocultaba algo muy profundo en su interior. Algo que él creyó que no podría solucionar si se quedaba junto a su esposa y su familia. Es padre y esposo se volvió cada vez más maniático, retraído en las esquinas de la casa para estar solo consigo mismo. Pero su familia no tenía ni idea de lo que estaba planeando…

Ant. 1 sur 19 Sig.
- Anuncio Publicitario -