Los primeros octillizos sobrevivientes del mundo han crecido. ¡Míralos 9 años después!

Nadya Suleman, también conocida como Octomamá, tomó el mundo por sorpresa en enero del 2009, cuando tuvo un número excepcionalmente grande de niños, ocho para ser exactos, en un solo embarazo. De hecho, fue un embarazo sin precedentes en muchos sentidos. Además, los métodos que Nadya y su médico utilizaron para embarazarla levantaron más de una ceja.

- Anuncio Publicitario -

Muchos la criticaron por las decisiones de su vida, mientras que otros la apoyaron sin reservas. Una cosa es segura: El mundo simplemente no pudo apartar la vista de Nadya Suleman y su creciente familia. Pero incluso en los momentos más difíciles, Nadya Suleman nunca se rindió. Sigue leyendo para saber qué están haciendo ella y su familia hoy en día.

1. Grandes sueños

- Anuncio Publicitario -

Nadya Suleman siempre soñó con tener una gran familia. Siendo hija única de padres inmigrantes (su padre era iraquí y su madre lituana) Suleman ansiaba experimentar el apego emocional hacia otras personas que nunca había sentido a causa de no tener hermanos. Su mayor sueño era formar una familia propia y desarrollar un vínculo muy profundo con sus futuros hijos.

Lo que Suleman no sabía era que, en su búsqueda de una familia grande y feliz, algo completamente inesperado le daría un vuelco a su vida. Fue un evento que nadie podría prever, y que resultaría tanto milagroso como polémico.

Ant. 1 de 53 Sig.
- Anuncio Publicitario -