Los 56 peores autos de todos los tiempos.

1. 1899 Horsey Horseless

- Anuncio Publicitario -

Este extraño vehículo fue diseñado con la intención de calmar los nervios de los caballos que solían compartir las carreteras con los automóviles. De la extravagante mente del inventor Uriah Smith de Battle Creek, Michigan, nació un escarabajo con un caballo de madera adherido a la parte frontal.

Esto con la esperanza de que el auto imitara a una caballo de verdad tirando de una carroza. Smith incluso recomendó que la cabeza del caballo fuera hueca y llena de combustible… porque eso no es peligroso, ¿verdad? “Los caballos reales creerán que es otro caballo”, dijo Smith, “y antes de que pueda descubrir la verdad y ver que ha sido burlado, la extraña carroza ya habrá pasado”.

La historia no es 100% clara en cuanto a si el Horsey Horseless fue construido en realidad, o si solo fue un sueño irrealizable de una mente excéntrica. De cualquier forma fue una idea terrible.

2. 1911 Overland OctoAuto

- Anuncio Publicitario -

El diseñador Milton Reeves rechazó el consenso general de que los automóviles sólo necesitan cuatro ruedas, y sentía que seis u ocho ruedas era una mejor idea. Bajo el auspicio de que más ruedas equivaldría a una conducción más suave, Reeves comenzó a modificar un Overland de 1910.

Soldando algunas partes, agregando dos árboles adicionales y cuatro ruedas estilo guncart, Reeves dio a luz al OctoAuto. Él exhibió al Frankenstein de los autos con orgullo en la Indianápolis 500. La OctoAuto medía 20 pies de largo. Hubo cero pedidos de este horrendo vehículo, pero Reeves no permitió que eso lo detuviera.

Al año siguiente lo intentó de nuevo con el Sextauto, un diseño de seis ruedas y un solo eje. Como lo demuestra la ausencia de seis ruedas en los autos normales de hoy, el Sextauto también fue un fracaso.

3. 1913 Scripps-Booth Bi-Autogo

- Anuncio Publicitario -

El Scripps-Booth Bi-Autogo era una enorme motocicleta de 3.200 libras con ruedas de entrenamiento, un motor V8 y tubos de cobre por todas partes. Esta idea alocada es una creación de James Scripps-Booth, un heredero de la fortuna editorial de Scripps y un autodidacta de ingeniería automotriz. El Bi-Autogo de dos ruedas sostenía el peso del vehículo sobre ruedas de madera 37 pulgadas.

Cuando iba despacio, el conductor podía bajar unas ruedas más pequeñas para estabilizar el vehículo, evitando que se volcara. Incluso para ser del año 1913, era un vehículo extraño. Algo bueno de la creación del Bi-Autogo es el motor V8. Este fue el primer vehículo en salir de Detroit con un motor V8, lo que lo hace al menos históricamente importante.

Sig.1 de 55
- Anuncio Publicitario -