J.K. Rowling confirma una teoría sobre Hermione que siempre sospechamos

Salvando a Snape

El aula de Defensa Contra las Artes Oscuras fue una puerta giratoria para los profesores de Hogwarts durante la época de Harry como estudiante. Primero estaba el profesor Quirrell, que llevaba a Voldemort en la parte posterior de su cabeza; luego vino Gilderoy Lockhart, quien resultó ser un fraude y perdió todos sus recuerdos debido a un hechizo de memoria mal conjurado. Remus Lupin también abandonó el puesto cuando todos se enteraron de que era un hombre lobo.

Luego, Alastor Moody resultó ser Barty Crouch Jr. disfrazado, y Dolores Umbridge fue despedida por insubordinación y maldad general antes de que Severus Snape finalmente fuera transferido de la clase de pociones para ocupar el puesto. Durante todo ese tiempo, Snape parecía la opción más obvia para el cargo, y algunos fanáticos se preguntaron por qué no lo consiguió hasta Harry Potter y el Príncipe Mestizo.

Una teoría dice que Dumbledore nunca le dio el puesto para protegerlo. La idea es que, dado que no le permitió a Tom Riddle (nombre real de Voldemort) ocupar el cargo años antes, maldijo el puesto y aseguró que todos los que lo ocuparan sufrirían algún tipo de destino cruel y servirían solo por un año. Dumbledore rechazó darle el puesto a Snape hasta que hizo el Voto Inquebrantable para matar a Dumbledore y así se resignó a un año ya de por sí horrible. La teoría también podría explicar por qué Snape, como director, instaló al mortífago Amycus Carrow para asumir el puesto, ya que claramente estaba dispuesto a sabotear al astuto hombre siempre que fuera posible.