Grafitis y musgo: una combinación impensada

Los grafitis tienen una mala reputación. Es cierto que la mayoría de las veces los grafitis eran (y son) usados por miembros de pandillas para marcar su territorio. Sin embargo, también resulta común que los artistas exhiban su talento por medio de grafitis.

Es muy raro que las personas odien los grafitis (que pueden ser modificados para hacer cosas hermosas) pero por alguna razón es bien visto que los edificios estén cubiertos en musgo. El musgo crece en patrones desagradables y, si se deja a su suerte, puede destruir las paredes de casas y edificios. (POR ESO LO ODIO)

Un grupo de personas astutas encontró un feliz punto medio entre estas dos terribles pesadillas urbanas, y lo llamaron “Grafiti de Musgo”. Seguro se preguntan ¿qué es?, es exactamente lo que suena:

cover

Genial ¿verdad?, ahora, así es como funciona:

Ingredientes:

  • Uno o dos grumos (un pequeño manojo) de musgo.
  • 2 tazas de suero de leche o yogurt.
  • 2 tazas de agua o cerveza.
  • ½ cucharada de azúcar.

1) Encuentra musgo.

El mejor musgo para usar no es del tipo que encuentras en árboles. Recoge musgo de las aceras, pavimento, ladrillos viejos o paredes abandonadas.

2) Prepara el musgo.

Lava el musgo tanto como puedas para retirar la tierra de las raíces. Luego rómpelo en pedazos manejables y ponlo en una batidora.

3) Hacer leche de musgo.

Agrega el suero de leche/yogurt, agua/cerveza y azúcar y luego licúalo todo junto.

[adrotate group=»4″]

4) Viértelo en un tobo.

Vierte toda la mezcla en un tobo. Mézclalo un poco pero no demasiado para así evitar romper las células de musgo.

5) Pinta.

Remoja un pincel o brocha en la mezcla y pinta en tu superficie favorita.

6) Espera.

Revísalo semanalmente y rocía un poco de agua para alentar el crecimiento, aparte de eso, el resto del trabajo depende de la madre naturaleza.

Mira lo que otros artistas de grafitis de musgo están haciendo en sus paredes.

[adrotate group=»5″]

El Grafiti de Musgo es seguro y ambientalmente consciente en comparación con la pintura en spray. La próxima vez que quieras imitar a Banksy, trata de usar musgo.