Estos bebés comiendo banano son mucho más lindos de lo que podrías imaginar.

Hay algo raramente satisfactorio en esto. ¡Solo míralas!

Estas zarigüeyas huérfanas, que estuvieron bajo el cuidado de un centro de rehabilitación de vida silvestre en Novosibirsk, Rusia, devoraron algunos bananos antes de ser liberadas en su hábitat natural.

¿No te parecen adorablemente hipnotizantes? 🙂
[adrotate group=»13″]
[adrotate group=»12″]