Esto es lo que comen algunos líderes mundiales en un día

Muchas cosas dividen a los líderes del mundo hoy en día. La política es la principal, por supuesto, pero no es la única. Incluso los estilos de vida personales y las rutinas del día a día de las figuras principales del planeta Tierra pueden ser tan diferentes como el día y la noche. Naturalmente, es de esperarse que las cosas que comen también varíen de manera dramática.

- Anuncio Publicitario -

Y sí que lo hacen. Algunos líderes mundiales son bastante humildes en sus hábitos alimenticios: prefieren comer los mismos platos una y otra vez, por ejemplo, o se adhieren a recetas simples con pocos ingredientes. Otros, sin embargo, solo disfrutan de los alimentos más lujosos y es mucho más probable que los veas en un banquete que en la cocina.

Algunos comen sano, y otros prefieren comer chatarra; algunos consumen alcohol, otros no tocan una gota del mismo. Al final del día, por supuesto, ellos también son personas, y cada una viene con sus propios gustos y preferencias. Desde presidentes hasta papas y populistas, esto es lo que comen algunos líderes mundiales en un día.

- Anuncio Publicitario -

Donald Trump

Desde que asumió la presidencia de los Estados Unidos en el 2016, los hábitos alimenticios de Trump se han vuelto ampliamente conocidos. En pocas palabras, POTUS no es exactamente el más relajado en cuanto a la comida, y sus gustos tienden a desviarse en una dirección particular: la comida rápida.

- Anuncio Publicitario -

Hay pocas cadenas estadounidenses de comida rápida importantes en las que Trump no comería. En el 2016, le dijo a la prensa que su comida favorita de McDonald’s es el “Fish Delight”, pero los comentaristas sugirieron que podría haberse referido al Filet-O-Fish. Más tarde, ese mismo año, tuiteó una foto de sí mismo comiendo KFC (con un cuchillo y un tenedor, por alguna razón) en su jet privado. Y luego de hacer campaña en Florida, envió a su chofer a Burger King para que comprar comida para su equipo. Sin embargo, más allá de todo eso, la inclinación del Presidente por servir banquetes de comida rápida a los invitados de la Casa Blanca se ha vuelto prácticamente legendaria, aunque un poco extraña.

¿Qué más? Bueno, según su mayordomo de larga data, él come sus filetes totalmente chamuscados. También raspa la cubierta de sus pizzas y se niega a comer la masa, y jamás toma alcohol. Hace unos años, apareció en la televisión declarando que el sándwich de pastel de carne era su plato favorito. Así que, ahí lo tienes: comida rápida, cubiertas de pizza, pastel de carne y filetes chamuscados. Era de esperarse.

Ant. 1 de 12 Sig.
- Anuncio Publicitario -