Este pez dorado ayuda a su amigo quien luce demasiado enfermo como para nadar y comer. ¡Ellos también tienen sentimientos!

Este singular video nos muestra a un pez dorado ayudando a su amigo enfermo a permanecer con vida. El propietario notó que el más oscuro de los dos tenía un problema de movilidad, y comenzó a preguntarse cómo había logrado sobrevivir por tanto tiempo en esas condiciones.

Decidió resolver este misterio filmando la vida secreta en el acuario. Lo que descubrió lo dejó sorprendido… El pez dorado estaba ayudando a su amigo enfermo a alcanzar la comida que flotaba en la superficie del agua.

No está claro qué es lo que motiva el comportamiento aparentemente benevolente de estos peces. Pero algo es seguro. Con las nuevas investigaciones científicas que emergen a diario, ahora sabemos con certeza que estas criaturas son más complejas de lo que pensábamos.

Jonathan Balcombe, director de sensibilidad animal del Instituto de Ciencia y Política de la Sociedad Humanitaria, escribe lo siguiente:

“Como biólogo especialista en comportamiento y emoción animal, he pasado los últimos cuatro años explorando la ciencia dentro de la vida interior de los peces. Mis descubrimientos indican que hemos subestimado enormemente a estos vertebrados marinos tan diversos. La evidencia acumulada conlleva a una conclusión ineludible: Los peces piensan y sienten”.

Un singular video enseña a un pez dorado doméstico ayudando a su amigo enfermo a permanecer con vida.

Gracias a las nuevas investigaciones científicas, ahora entendemos que los peces son seres mucho más complejos de lo que creíamos.

“La evidencia acumulada conlleva a una conclusión ineludible: Los peces piensan y sienten”

[adrotate group=»12″] https://youtu.be/d7v8FrYsjI0
[adrotate group=»13″]