Este enfermo fue hallado culpable de abusar gravemente de su hijo de 7 meses hasta matarlo.

No tengo palabras para definir a este hombre... ¡Es despreciable!

La joven mujer no quería dejarlo. Se habría quedado sola si lo hacía. Su relación no era nada buena, pero decidió quedarse con él. Ahora, su hijo de 7 meses está muerto. La verdadera tragedia de todo esto, es que fue su propio padre quien lo mató. Kane Kennedy, de 20 años, levantó a su hijo Oskar Jobey-Kennedy sujetándolo por sus genitales.

Se los aplastó y retorció con sus propias manos. Luego metió sus dedos en la garganta del bebé, quien eventualmente murió asfixiado. Todo esto ocurrió el 1 de octubre del año 2015.

Cuando los paramédicos llegaron, encontraron a Oskar totalmente inconsciente. Murió poco después de ingresar al hospital Royal Lancaster Infirmary.

Dos meses antes de que Oskar fuera asesinado, su madre Tia Jobey de 19 años había estado peleando con Kennedy por su adicción a la marihuana. Si Kennedy no ‘fumaba’ se estresaba y se volvía paranoico. En la corte se expusieron algunos mensajes que Kennedy y Jobey se escribieron el uno al otro en Facebook.

En uno de los mensajes, Jobey le dijo a Kennedy que ella no creía que Oskar estuviera a salvo cerca de él, y que el bebé siempre estaba en el medio de todas sus peleas y discusiones. Kennedy intentó culpar a Jobey por la muerte de Oskar, pero afortunadamente el jurado no le creyó ni una sola palabra.

En cuanto a Jobey, ella se declaró culpable por permitir o provocar la muerte del niño, y recibió una sentencia de 30 meses en un reclusorio para menores de edad.

[adrotate group=»4″]

La autopsia de Oskar reveló lesiones múltiples y 13 marcas en su cuello y rostro. Descansa en paz, pequeño Oskar…

¡No olvides compartir esta historia!