Este cerda llena de cicatrices estaba triste y hambrienta a un lado de la carretera, hasta que encontró a su príncipe encantador.

Holly es una cerda barbuda de 5 años de edad que debió haber vivido una vida apacible. Sin embargo, Lauren Bartfield la encontró a un lado de la carretera, hambrienta y con múltiples cicatrices. Bartfield entró de inmediato en acción y convenció a la pobre cerdita con comida para que entrara en un remolque de caballos, y la llevó de regreso a su granja.

- Anuncio Publicitario -

Al día siguiente, Bartfield llamó a Alesja Daehnrich, cofundadora de Blind Spot Sanctuary, un santuario para animales de Carolina del Norte en donde Holly vive actualmente. “Su vida antes de su rescate debió ser horrible”, dijo Alesja. “Debe haber deambulado por algún tiempo y sus pies estaban cortados. Tenía varias heridas abiertas e infectadas que parecían mordidas de perros”.

Alesja Daehnrich

A Alesja y a su esposo, Alex, les pidieron cuidar temporalmente a Holly. La pareja dijo que sí de inmediato y llevaron a la cerda de regreso a su santuario, y fue allí cuando se formo un lazo que nadie podría haber anticipado. “Ella no se acercó a mi ni al Dr. Bartfield, sino que fue directo hacia Alex, lo cual es muy inusual dado que los cerdos evitan el contacto con gente desconocida,” dijo Alesja.

- Anuncio Publicitario -

“Ella caminó hasta él y se puso boca arriba para que le frotara la panza. Fue muy extrañó pero también nos derritió a todos.” Luego del pasado problemático de Holly Alesja y Alex pensaron que esta cerdita tendría problemas para sentirse cómoda. Sin embargo, Alex y Holly parecían llevarse muy bien.

Holly seguía a Alex a donde quiera que iba y siempre le daba besos. Holly lo quería tanto que cuando Alesja la animaba a hacer algo, ella se negaba. Pero cuando Alex iba y le pedía lo mismo, ella no hacía de inmediato y sin chistar.

- Anuncio Publicitario -
Alesja Daehnrich

La feliz pareja, Alex y Holly, sabían que jamás podrían separarse. ¡Entonces Alesja y Alex decidieron convertir a la adorable cerdita barbuda en una miembro oficial de su familia en la granja! Ahora vive permanentemente en el santuario junto a otros 7 cerdos rescatados. “Normalmente, mientras los animales se recuperan, intentamos conseguirles un hogar lleno de amor, pero en este caso comprendimos que ya Holly lo había encontrado”, dijo Alesja.

“Ella adora a Alex de tal manera que jamás podríamos separarla… Ellos comparten un lazo como nunca lo había visto”. ¡Holly ya ha vivido en el Blind Spot Sanctuary por varios meses, y su salud y bienestar continúan mejorando cada día!

Alesja Daehnrich

Compartir

Leave a Reply