Esta pareja hizo una apuesta: nada de comer afuera, nada de comida chatarra, nada de alcohol. Un año después, así es como se ven.

6. El compromiso

- Anuncio Publicitario -

Danny finalmente le pidió matrimonio a Lexi, y ella aceptó. “Nunca me juzgó por mi talla, ni me pidió que cambiara, ni me hizo sentir menos por mi estado físico”, escribió Lexi en Instagram. Pero encontrar un vestido de novia de su talla sería todo un desafío, pues para el momento de su boda, ella pesaba 220 kilos.

Lexi publicó en Instagram que no había nada glamoroso en comprar un vestido para una novia de 220 kilos. “Nadie sabía cómo hacerme sentir como una novia, y no como una persona con serios problemas de sobrepeso. Pero gracias a Dios fui lo suficientemente fuerte como para saber lo que valgo, y seguí buscando mi vestido talla 34W a pesar de haber perdido casi toda esperanza”, agregó.

Ant. 3 de 42 Sig.
- Anuncio Publicitario -