Esta pareja hizo una apuesta: nada de comer afuera, nada de comida chatarra, nada de alcohol. Un año después, así es como se ven.

¿Crees que tienes lo que se necesita para cumplir un objetivo y cambiar tu vida? Lexi y Danny Reed sí que lo tienen. Todo comenzó cuando Lexi decidió que era hora de hacer un cambio en su vida, y 18 meses después, algo increíble ha sucedido. Se han transformado en modelos a seguir para personas de todo el mundo que desean hacer cambios importantes en sus vidas.

- Anuncio Publicitario -

La pareja tiene para ofrecer un montón de buenos consejos sobre cómo iniciar el camino para hacer los sueños realidad. Pero, ¿qué fue lo que hicieron exactamente para lograr un cambio tan drástico? Prepárate para inspirarte con la increíble historia de Lexi y Danny.

1. Problemas tempranos

Lexi Reed siempre tuvo problemas con su peso, desde la infancia. Ella era una persona feliz y extrovertida, y nunca dejó que su peso la afectara. A pesar de que intentó perder peso varias veces siguiendo diferentes regímenes, su obesidad regresaba en poco tiempo.

A la temprana edad de 25 años, Lexi pesaba 177 kilos y el peso extra estaba afectando negativamente su calidad de vida. Hizo todo por vivir la mejor vida posible, una vida llena de alegría y felicidad, pero su peso estaba obstaculizando el camino para lograr sus sueños.

- Anuncio Publicitario -

 

2. El amor de la vida de Lexi

Lexi siguió intentándolo y finalmente conoció al amor de su vida, Danny Reed. Lexi lo describiría como su mejor amigo durante los últimos 10 años. Danny amaba a Lexi por la persona que era, sin importar su tamaño o su figura.

Si bien Danny amaba y apoyaba a Lexi en todo momento, había otro problema: él también tenía hábitos alimenticios poco saludables y llevaba un estilo de vida sedentario. Esto no ayudaba en absoluto para que Lexi cumpliera una de sus metas.

- Anuncio Publicitario -

3. Hábitos poco saludables

Tanto Danny como Lexi tenían sobrepeso. Danny, que era sólo un par de años mayor que Lexi, pesaba alrededor de 127 kilogramos. Juntos, la pareja adquirió un estilo de vida aún más sedentario y comían alimentos poco saludables para sentirse felices.

Su auto-indulgencia era mutua. Ambos hacían sus tres comidas principales fuera todos los días, e incluso pasaban horas en los bufés llenando sus platos con todo lo que pudieran comer. Y las pocas veces que comían en casa, siempre ordenaban comida chatarra. Mientras tanto, todos esos kilos de más estaban empezando a afectar seriamente la salud de ambos.

 

- Anuncio Publicitario -

4. Un ciclo peligroso

Lexi admitió que su ciclo de hábitos poco saludables comenzó en su infancia. “Al crecer, nunca tuvimos mucho dinero y mis padres nunca cocinaban. Los alimentos procesados ​​siempre eran más fáciles de comprar que los alimentos saludables…”, dijo Lexi.

Esa tendencia continuaba incluso cuando comenzó a salir con Danny. Lexi confesó que con frecuencia veían televisión mientras comían. “Además, siempre fui una comedora emocional, y sin importar cual fuera mi estado de ánimo, la comida siempre estaba ahí para hacerme sentir mejor”, agregó Lexi.

Ant. 1 de 42 Sig.
- Anuncio Publicitario -