Esta escuela estaba IMPACTADA por lo que encontraron oculto detrás de las pizarras… ¡Guau!

Durante el otoño de 1917 – el año en que el primer disco de jazz salió a la venta, el Ford modelo T rodaba en las calles y la «Gran Guerra» se libraba – un salón de clases en la ciudad de Oklahoma recibía nuevas pizarras.

Aunque es un momento mundano en la historia, este simple acto preservó una brizna de tiempo que permanecería sin ser descubierto ni perturbado durante cien años.

Cuando los contratistas comenzaron a trabajar en cuatro aulas de la escuela secundaria Emerson, sabían que esa refacción mejoraría la educación — pero nunca esperaron que impactara en la historia local.

En miras de mejorar las aulas con nuevas pizarras, los trabajadores primero debían remover las antiguas. Pero cuando comenzaron a quitarlas, hicieron un descubrimiento alarmante…

[adrotate group=»4″]

Debajo de las pizarras actuales había otro juego de pizarras — que no habían sido tocadas en cien años. Protegidas y totalmente fuera de molestias, las escrituras y dibujos de cien años atrás parecían hechos ayer. Aquí un calendario de Noviembre precede a Diciembre. Un pavo marca la celebración del Día de Acción de Gracias.

Una tabla de multiplicar nos permite mirar en los programas y métodos de enseñanza en 1917, técnicas tal vez perdidas con el paso del tiempo. Acerca de una rueda de multiplicaciones, la Directora Sherry Kishore dice a The Oklahoman, “Nunca había visto esa técnica en mi vida.»

Las cátedras y los temas están alineados entre las cuatro aulas — indicando, como dice en una captura de Twitter, «programa alineado en 1917.»

Y aunque los temas y el estilo usado en las pizarras no resulte familiar para los más jóvenes, ciertamente resuenan en las generaciones más antiguas. La directora Kishore dijo a The Oklahoman como fue mostrar estas pizarras a su madre de 85 años de edad: “Ella simplemente se quedó ahí llorando. Ella dijo que era exactamente como su salón de clases cuando era estudiante.”

Pero estas pizarras son incluso 13 años anteriores a la madre de la directora Kishore. Dos fechas fueron encontradas en las pizarras: 30 de noviembre de 1917, y 4 de Diciembre de 1917.

[adrotate group=»5″]

Algunas de estas escrituras y dibujos fueron hechos por estudiantes, mientras otros fueron hechos por los maestros — pero no siempre es claro cual pertenece a uno u otro.

Más allá de estp, el trabajo es una impresionante mirada hacia días ya pasados hace mucho tiempo. Mientras leemos las pizarras — como esta listando «Mis reglas para mantener el orden» — el pasado cobra vida de una forma muy personal.

La maestra de Inglés Cinthea Comer le dijo a The Oklahoman, “ Fue tan misterioso porque los colores eran tan vibrantes que parecían dibujos hechos este mismo día. Saber que esto fue dibujado hace 100 años… es como cruzar al pasado a través de un espejo.”

Constrauída en 1895, la escuela secundaria Emerson ha visto muchas refacciones y mejoras a través de los años — pero nunca habían descubierto algo así.

En el pasado los contratistas solo encontraban caños rotos y cables al remover las pizarras, así que esto fue una impactante sorpresa. La ciudad de Oklahoma y el distrito escolar están trabajando para preservar estas hermosas pizarras.

Con suerte, el espíritu de estos maestros y sus alumnos será disfrutado por muchos años más. Quién diría que unos garabatos en una pizarra podrían convertirse en una pieza histórica preciosa.