Errores que todos cometen al hacer palomitas de maíz

No estás usando el truco de Alton Brown

- Anuncio Publicitario -

¿Crees que una olla de palomitas de maíz eléctrica es la única forma de garantizar que siempre queden perfectas? Según Alton Brown, si tienes un tazón de acero inoxidable grueso lo suficientemente grande, “ya tienes una olla de palomitas de maíz perfecta en la mano”.

En un episodio de Good Eats, Brown explica por qué el recipiente de acero inoxidable es el recipiente perfecto y dice: “El aceite y los granos sin explotar se acumulan en el fondo, donde el calor es mayor, mientras que los granos reventados se elevan hacia los costados, en donde será más difícil que se quemen”. Como ventaja adicional, una vez que el tazón se enfría, también sirve como tazón para servir.

- Anuncio Publicitario -

Antes de comenzar a preparar las palomitas, Brown tiene un consejo más: procesa sal kosher en un procesador de alimentos para hacer una sal fina, que se adhiera mejor a las palomitas de maíz.

Ahora que estás armado con todo este conocimiento, pon 3 cucharadas de aceite neutro (como el de maní), 1/2 taza de granos de maíz para palomitas y 1/2 cucharadita de sal fina en el tazón, luego cúbrelo completamente con papel de aluminio y perfora unos cuantos agujeros en la parte superior para dejar escapar el vapor. Calentándolas a fuego medio, usa un par de pinzas para sujetar el borde del tazón y agita, agita, agita, como si estuviera haciendo Jiffy Pop. Una vez que estén listas, unta con mantequilla si lo deseas, y estarás feliz de no haber comprado ese “popper” eléctrico que iba a ocupar todo el espacio en el mostrador.

Ant. 2 de 12 Sig.
- Anuncio Publicitario -