Errores que todos cometen al hacer palomitas de maíz

Podrías pensar que preparar un delicioso tazón de palomitas de maíz perfectas es algo sumamente fácil de hacer. Después de todo, es una receta bastante simple. En esencia, las palomitas de maíz preparadas en la estufa no son más que granos y aceite, y si eres de los que las prepara en el microondas, entonces el ingrediente es uno solo: granos de maíz. Después de eso, la forma de sazonar las palomitas depende de ti. ¿Qué podría salir mal?

- Anuncio Publicitario -

Pues la verdad bastante. Tal vez intentes prepararlas con un nivel súper bajo en calorías mediante el método de “solo agua”. Tal vez pienses que salar los granos antes de comenzar a cocinarlas es el camino a seguir. O tal vez no estás siguiendo los sabios consejos de Alton Brown para preparar palomitas de maíz. Estos, entre muchos otros errores, pueden dar como resultado un tazón de palomitas de maíz gomosas, quemadas, sin reventar o poco sazonadas. ¿No crees que haya manera de arruinar un bocadillo tan simple? Quizás ya hayas cometido, sin darte cuenta, todos estos errores al preparar palomitas de maíz, pero la buena noticia es que también te diremos cómo solucionarlos.

No estás usando este ingrediente secreto

- Anuncio Publicitario -

Si crees que las palomitas de maíz de cine son las únicas que vale la pena comer, pues nunca has podido replicar ese sabor distintivo en casa, es porque probablemente no estés usando Flavacol.

Flavacol es el ingrediente secreto que hace que las palomitas de maíz de cine sepan, bueno, a palomitas de maíz de cine. “Los copos finos de sal se adhieren a las palomitas de maíz, mientras que una sal molida tiende a caerse. Contiene la combinación perfecta de colorantes amarillo n° 5 y n° 6 para dar a las palomitas de maíz un color amarillo brillante y atractivo”, promete la descripción del producto. Y un cartón de 35 onzas rendirá para cientos de tazones, por lo que solo podemos suponer que se trata de algo potente.

- Anuncio Publicitario -

¿Cómo se utiliza? Según un Redditor con mucha experiencia en Flavacol, “la mejor receta para las palomitas de maíz de cine en casa es lo que yo llamo ‘1.2.3.4’: 1/2 taza de palomitas de maíz a 3/4 cucharadita de Flavacol. Utiliza solo una pequeña cantidad de aceite, no se necesita mucho. Nota 1: Si usas ese asqueroso aceite de coco anaranjado, sabrán exactamente igual que las palomitas de maíz de teatro. Yo uso aceite de maíz y lo prefiero. Nota 2: Si tu sartén se vuelve un desastre pegajoso luego de preparar palomitas, es porque utilizaste una temperatura muy alta. Si utilizas el nivel de calor adecuado, la limpieza es estúpidamente fácil, pues solo será una sartén ligeramente engrasada. En serio, esta receta es tan buena que ya no uso mantequilla…”

Ant. 1 de 12 Sig.
- Anuncio Publicitario -