Elefante bebé rescatado ama tanto a su mamá humana que no quiere perderla de vista. ¡Adivina en dónde vive!

¡Esto es hermoso!

Adoptar a un animal salvaje bebé requiere de mucho trabajo y dedicación. Los bebés necesitan aprender a sobrevivir por sí solos, cosa que debieron haber aprendido de sus padres naturales. Cuando Moyo tenía solo días de nacido, fue arrastrado lejos de su manada por un río cuando intentaban cruzarlo.

Moyo casi se ahoga, y fue encontrado por unos granjeros y llevados al Santuario de Vida Silvestre. Allí, Roxy Danckwertsse convirtió en su principal cuidadora.

Roxy es la fundadora del Santuario de Vida Silvestre, y ella y Moyo se volvieron muy unidos.

De hecho, Moyo seguía a Roxy a donde sea que ella fuese. Roxy incluso le permitió a Moyo entrar a su casa.

Cuando era pequeño, no había ningún problema con ello. Pero ahora tiene 14 meses de edad, ¡y ya no es exactamente un bebé!

[adrotate group=»5″]

¡Las cosas dentro de casa se han vuelto más complicadas! ¿Has escuchado la historia sobre un toro en una tienda en China?

Bueno, Moyo es bastante grande y bastante torpe dentro de casa. Moyo se come absolutamente todo lo que ve… ¡Hasta las cucharas!

Moyo es un elefante domesticado con aspiraciones de convertirse en un gran chef. Incluso si existe alguna barrera para ello, ¡Moyo simplemente la va a derribar!

Todo lo que quiere es estar junto a su mamá. Mira el video de abajo para ver la interacción entre Moyo y Roxy. Es obvio que Moyo ama a su mamá humana, y el sentimiento es absolutamente mutuo.

Ciertamente, Roxy ha demostrado tener mucha paciencia y se capaz de tomarse todo con calma. ¡No pasará mucho tiempo antes de que Moyo no pueda siquiera entrar en la casa!
[adrotate group=»12″]
[adrotate group=»13″]

¡Comparte esta historia con tus amigos!