El semen es ‘bueno para la salud de las mujeres y ayudar a combatir la depresión’

El sexo oral es bueno para la salud de las mujeres y te hace sentir más feliz, de acuerdo a un estudio que investigó los ‘químicos que alteran las emociones’ del semen.

Un estudio de la Universidad Estatal de Nueva York – que los científicos llevaron a cabo mediante una encuesta en lugar de experimento práctico – comparó la vida sexual de 293 mujeres y su salud mental.

Continúa la investigación que muestra que el fluido del semen contiene químicos que mejoran las emociones, incrementan el afecto, inducen al sueño y contienen al menos tres anti depresivos.

Los investigadores también proclaman que las mujeres que tienen sexo sin protección regularmente tienen menos depresión y desarrollan mejores evaluaciones cognitivas.

El semen contiene otros químicos junto con los espermatozoides, que incluyen cortisol, que es conocido por incrementar el afecto, estrone que eleva la emoción y oxitocina, que también eleva la emoción.

Además contiene hormona tirotopina (otro antidepresivo), melatonina (un agente que induce el sueño), e incluso seratonina (quizás el neurotransmisor antidepresivo más conocido).

Dado estos ingredientes – y esto es una pequeña muestra de las ‘drogas‘ que alteran las emociones encontradas en el semen humano – los investigadores Gallup y Burch, junto al psicólogo Steven Platek, dieron la hipótesis que las mujeres que tienen sexo sin protección deberían estar menos deprimidas que los participantes con control.

El_semen_es_bueno_para-01

Para investigar si el semen tiene efectos antidepresivos, los autores reunieron a 293 mujeres de la universidad en el campus de Albany, quienes estuvieron de acuerdo en contestar un cuestionario anónimo sobre varios aspectos de su vida sexual.

La actividad sexual reciente sin preservativo fue utilizada como una medida indirecta de plasma de semen circulando en el cuerpo de la mujer.

Cada participante completó también el Inventario de Depresión de Beck, una medida clínica utilizada usualmente para medir los síntomas de depresión.

Los hallazgos más significativos de este estudio, publicado en los Archivos de Comportamiento Sexual, fueron que luego después de ajustar la frecuencia de relaciones sexuales, las mujeres que se vincularon en sexo y nunca utilizaron preservativos, mostraron síntomas de depresión significativamente menores que aquellas que ‘usualmente’ o ‘siempre’ utilizaron preservativos.

Aún más importante, estas mujeres sexualmente activas que no usan profilácticos, también evidenciaron menores síntomas depresivos que aquellas que se abstuvieron del sexo por completo.

En contrarte, las mujeres heterosexuales sexualmente activas, incluyendo las mujeres que se autoproclamaron como promiscuas’, que utilizaron preservativos estaban tan deprimidas como aquellas que practicaron la abstinencia total.

El estudio sugiere que no se trata de las mujeres que tienen sexo son simplemente más felices, sino que los niveles de felicidad pueden estar relacionados a la cantidad de semen en sus cuerpos.

‘LOS BENEFICIOS DEL SEMEN’

Otros hallazgos recientes del laboratorio de Gallup sugieren que las mujeres expuestas al semen pueden concentrarse mejor y desempeñar tareas cognitivas que las mujeres que sus cuerpos detectan al semen como extraño que difere del patrón de semen recurrente de su pareja.

Sugieren que la habilidad de detectar fuentes extrañas es un sistema evolucionado que a menudo lleva a embarazos no exitosos – con un mayor riesgo de preeclampsia – porque se relaciona a un hombre que no puede proveer para el retoño.

Sus hallazgos también sugieren que las mujeres que tienen sexo sin protección con sus parejas – y por lo tanto, son inseminadas regularmente por ellos – experimentan una depresión más significativa tras romper una relación con esos hombres que aquellas que no estaban expuestas tan regularmente al semen de sus ex parejas, y que van en busca de pareja sexual nueva más rápido.