El aceite de árbol de té es mucho más útil de lo que piensas. Estas son 7 razones por las que necesitas tener un poco en casa.

El aceite de árbol de té se ha utilizado durante milenios como un agente antibacteriano, antifúngico y antiséptico para tratar heridas y acelerar el tiempo de curación. Este versátil aceite fue utilizado primeramente por los aborígenes australianos.

- Anuncio Publicitario -

El aceite del árbol del té es imprescindible en tu despensa. Es un extracto aromático con múltiples usos y un verdadero aceite “esencial”. Estas son siete de las muchas razones para tener aceite del árbol del té en casa.

Caspa

- Anuncio Publicitario -

Aceite de árbol de té es un excelente humectante. Agrega algunas gotas a tu champú favorito para evitar un cuero cabelludo seco y con comezón. O busca champús que contengan aceite del árbol del té para evitar esas costras molestas en tu cabello.

Acné

Las propiedades desinfectantes del aceite del árbol del té hacen maravillas con las pústulas del acné. Coloca una gota de aceite en un hisopo de algodón, y aplícalo directamente a las zonas afectadas por el acné. El aceite se abre paso a través de obstrucciones en los poros y seca las las espinillas y los puntos blancos, al tiempo que desinfecta y ayuda a curar la irritación.

- Anuncio Publicitario -
Sig.1 de 5
- Anuncio Publicitario -
Compartir

Deja un comentario