Científicos descubren por qué a las personas más astutas les cuesta tanto enamorarse.

Quizás esto te ayude a entender muchas cosas...

El amor no siempre es fácil de entender, incluso cuando se trata de tus propios sentimientos. Hoy, LocaRisa te ofrece una intrigante teoría que probablemente te ayudará a ver las situaciones cotidianas con tu pareja desde otra perspectiva.

Entonces, ¿por qué a las personas más astutas les cuesta tanto enamorarse y comprometerse con otra persona?

1. Ellos suelen analizar los sentimientos — tanto los suyos como los de las demás personas.

Las personas astutas son muy buenas recolectando información y sacando conclusiones — y esto puede ser tanto una ventaja como una desventaja, ya que son más propensos a huir de la relación al primer indicio de problemas.

¿Malos entendidos? ¿Discusiones? Lo siento, no estamos hechos el uno para el otro. ¡Adiós!

2. Necesitan mucho tiempo para abrirse.

El cerebro nunca deja de trabajar, y nunca deja de descubrir una multitud de detalles y razones por las que algo podría no salir bien. Como resultado, a las personas más inteligentes se les hace difícil abrirse con los demás: ellos saben y entienden que cualquier relación representa un riesgo.

Por eso es común notarlos demasiado fríos y distantes, aunque en realidad no lo sean.

3. Se aferran a sus experiencias anteriores.

Esta es otra trampa para las personas astutas. Las cosas que arruinaron sus relaciones anteriores no necesariamente van a ocurrir en las siguientes, pero para ellos esto es algo difícil de comprender.

Ellos recuerdan muy bien lo duro que fue su último rompimiento, y proyectan esa experiencia de forma inconsciente en la persona con la que están ahora.

4. Estar solos es una decisión que ellos toman de forma consiente.

Es un hecho. Las personas astutas ven claramente que es mejor y más cómodo estar solos, que estar con una persona que no les «pertenece». Esta es una decisión consiente y muy bien analizada.

Muchas de estas personas no están solas por sus circunstancias, sino porque así lo prefieren, y se sienten muy bien acompañándose a ellos mismos.

[adrotate group=»4″]