Cazadores asesinaron a su madre y lo mantuvieron cautivo. Luego de sufrir abusos, finalmente se encuentra a salvo.

Un canguro bebé llamado Jax finalmente recibe el amor y el cuidado que merece. Cuando nació, unos cazadores asesinaron a su madre y lo atraparon para enseñarlo como trofeo por su «hazaña». Estos seres tan horribles trataron al bebé como a un juguete, y se negaron a al menos cuidarlo de forma apropiada. De hecho, ¡un testigo contó que el pobre se negó a comer durante dos días!

JOSLYN VAN NIEUWKERK

Joslyn Van Nieuwkerk, voluntaria en un centro de rehabilitación local, se enteró de que Jax estaba siendo abusado por estos hombres, y supo que debía hacer algo. Con la ayuda de las autoridades locales, fue al lugar en donde Jax se encontraba cautivo y exigió que le entregaran al animal.

Esta amante de los animales quedó impactada al descubrir las condiciones en las que se encontraba este animal. Le permitieron llevar al pequeño canguro a sus instalaciones para brindarle atención de emergencia.

JOSLYN VAN NIEUWKERK

“Cuando lo recibimos, él no había sido alimentado en 48 horas, tenía mucho frío y estaba en condiciones terribles, pesando tan solo 1,2 kilogramos”, dijo Van Nieuwkerk. “Estaba tan deshidratado que su piel había comenzado a descamarse”.

Jax se encontraba en mal estado de salud y le aterrorizaban los humanos, pues solo había tenido experiencias negativas con ellos. Sin embargo, Nieuwkerk dijo que Jax entendió muy rápido que podía confiar en el equipo y comenzó a enseñar su personalidad.

JOSLYN VAN NIEUWKERK

“Él ha recuperado su salud con mucho amor y cuidados», dijo Van Nieuwkerk. “¡Se vuelve más fuerte cada día! Se encuentra mucho mejor ahora, pero aún le falta un largo camino por recorrer”.

Con un proceso de recuperación tan largo e intenso por delante, el animal tendrá quedarse en las instalaciones del centro de rehabilitación. Una vez que logre sanar por completo, será dejado bajo el cuidado de Nieuwkerk. Ella afirma que será re-insertado en el mundo silvestre cuando sea lo suficientemente grande y saludable como para sobrevivir solo.

JOSLYN VAN NIEUWKERK

[adrotate group=»4″]