Bebé pingüino corre hacia su dueño. Cuando finalmente lo alcanza… me descostillo de risa

Espera...

Mientras que los seres humanos disfrutan mucho hacerse cosquillas, a nadie le gustan más que a este pequeño pingüino llamado Cookie. Cookie reside en el zoológico de Cincinnati, y es la mascota de su Casa de Aves, esparciendo alegría y risas hacia donde el va.

Aquí, uno de sus cuidadores le hace cosquillas en su panza y lo hace reír tan fuerte que probablemente lo oye todo el zoológico.

¿La risa de un pingüino suena como la de los humanos? Mira el video y descúbrelo por ti mismo…

[adrotate group=»12″]
[adrotate group=»13″]