Artista deja un vestido sumergido en el Mar Muerto durante dos años y este se transforma en una resplandeciente obra maestra de cristales de sal.

Para su último proyecto, la artista israelí Sigalit Landau decidió sumergir un vestido negro en el Mar Muerto. El vestido entró a las aguas altamente salinas en el año 2014 y fue recientemente sacado para su exhibición, y como podrás ver en estas increíbles fotos, el resultado final es realmente mágico.

El proyecto consiste en una serie de fotos dividida en 8 partes llamada Novia de Sal, y está inspirada en una obra de S. Ansky del año 1916 llamada Dybbuk. La obra trata sobre una joven mujer Jasídica quien es poseída por el espíritu de su amante muerto, y el vestido con incrustaciones de sal creado por Landau es una réplica del vestido utilizado en una reproducción dramática de la obra, realizada durante la década de 1920.

Landau revisó el vestido negro varias oportunidades, en intervalos de tres meses, para capturar y documentar el proceso de cristalización gradual que puedes observar en las fotos de abajo. También puedes verlo en el London’s Marlborough Contemporary, donde estará en exhibición hasta el 3 de septiembre.

Más información en: Sigalit Landau | Marlborough Contemporary

Sigalit Landau/Marlborough Contemporary

Sigalit Landau/Marlborough Contemporary

Sigalit Landau/Marlborough Contemporary

Sigalit Landau/Marlborough Contemporary

Sigalit Landau/Marlborough Contemporary

Sigalit Landau/Marlborough Contemporary

Sigalit Landau/Marlborough Contemporary

Sigalit Landau/Marlborough Contemporary

[adrotate group=»4″]
Shaxaf Haber

Shaxaf Haber

Matanya Tausig

Matanya Tausig

Matanya Tausig

Matanya Tausig

Sigalit Landau/Marlborough Contemporary

Sigalit Landau/Marlborough Contemporary