9 mecanismos de defensa muy extraños de nuestro cuerpo.

Deberíamos estar muy agradecidos con nuestros cuerpos.

Nuestro cuerpo es una compleja colección de numerosos ciclos biológicos y sistemas, que a veces pueden ser difíciles de entender por completo. El conjunto de mecanismos de defensa del cuerpo humano constituye uno de esos sistemas. Ellos nos protegen las 24 horas del día, los siete días de la semana, de un número de cosas que podrían hacernos daño.

Estas son nueve cosas fascinantes que hace tu cuerpo, y que probablemente no sabías que eran consideradas como mecanismos de defensa.

Bostezar

El principal propósito del bostezo es enfriar el cerebro luego de recalentarse y sobrecargarse.

Estornudar

Normalmente estornudamos cuando nuestros conductos nasales se llenan con demasiados alérgenos, microbios, polvo u otros irritantes. Estornudar es la forma en que el cuerpo se deshace de toda esa «basura».

Estirarnos

Nos estiramos de forma instintiva para preparar nuestros cuerpos para toda la carga física que esperamos tener durante el día. Al mismo tiempo, el estiramiento trabaja nuestros músculos, restaura el flujo sanguíneo y mejora nuestro estado de ánimo.

Hipo

Cuando comemos demasiado rápido, tragamos trozos grandes de comida o simplemente comemos mucho, nuestro nervio vago puede llegar a irritarse. Este se encuentra estrechamente relacionado con el estómago y el diafragma. El resultado es un ataque de hipo.

Espasmos Mioclónicos.

Este se refiere a la extraña sensación que algunos experimentan al acostarse a dormir, y a medida que te adentras en el sueño ligero, tu cuerpo es sacudido durante un instante por lo que parece ser una descarga eléctrica. En ese momento, todos tus músculos se contraen de forma tan fuerte que podrías incluso caer de la cama, y es algo que te despierta de inmediato.

Este fenómeno es resultado de la disminución de la frecuencia respiratoria, que a su vez disminuye el pulso y ayuda a relajar los músculos. Increíblemente, tu cerebro interpreta estos cambios como una antesala a la muerte. Por ello, intenta salvar a tu cuerpo enviando una descarga eléctrica a todos tus músculos para reactivarlos.

[adrotate group=»4″]

Arrugas en los dedos.

Las arrugas que aparecen en la piel de tus dedos y manos juegan un papel importante. Este fenómeno es causado por el hecho de que, cuando tu cuerpo detecta un nivel de humedad alto, lo interpreta y deduce que nuestro entorno es resbaladizo. así que la piel de tus manos comienza a cambiar de inmediato para que sea más fácil sujetarte de superficies lizas.

Pérdida de la memoria.

La pérdida de la memoria suele ocurrir luego de experiencias poco placenteras y traumáticas. Nuestros cerebros literalmente borran los momentos más terribles en nuestra memoria.

Piel de gallina.

La función principal de la piel de gallina es disminuir la cantidad de calor que nuestro cuerpo pierde a través de los poros de la piel, lo que nos ayuda a mantenernos tibios en climas inhóspitos.

[adrotate group=»5″]

Lágrimas

Aparte de actuar como protección para la membrana mucosa de nuestros ojos cuando algún objeto extraño entra en contacto con este, las lágrimas sirven como un mecanismo de «defensa emocional». Los científicos creen que en situaciones estresantes, el cuerpo crea una nueva y poderosas fuente de irritación para distraer a la persona del dolor que experimentan en ese momento.

Estas son solo algunas de las razones por las que todos deberíamos estar agradecidos con nuestro cuerpo, por trabajar para protegernos cada día. Así que relájate — tu cuerpo te tiene cubierto.

Page 1 of 2
NEXT