4 formas de saber si tu amigo es realmente tu amigo.

¿Tienes amigos de verdad?

Los verdaderos amigos respaldan sus palabras con acciones.

El amor es tanto un sentimiento como una acción, y cuando los amigos de verdad se aprecian, lo demuestran con hechos. Los verdaderos amigos no solo hablan. Ellos respaldan lo que dicen con sus acciones. Nunca dicen una cosa para luego hacer otra.

Anuncio Publicitario

Los verdaderos amigos siempre reservan un tiempo para compartir contigo, incluso si están ocupados.

Un amigo no es alguien que encuentra el tiempo para estar contigo, sino el que planifica y lo aparta para ti con anterioridad, incluso si tiene otras opciones para divertirse. Aun cuando puedan estar atareados, consiguen el tiempo dentro de su rutina para pasarlo contigo haciendo las cosas que disfrutan. No existe tal cosa como «un verdadero amigo al que nunca vez porque siempre está muy ocupado».

Los verdaderos amigos te dejan ser quien eres.

Tus verdaderos amigos jamás te pedirían que seas algo que no eres. Simplemente te aprecian y no pretenden ni quieren controlarte. Tampoco sienten que deban darte su aprobación para hacer cualquier cosa. Un verdadero amigo te deja ser quien eres, porque así es como le gusta que seas.

Los verdaderos amigos te ayudan a ser una mejor persona.

Ellos están allí contigo incluso en los peores momentos, pero también te ayudan a reflexionar para que aprendas con cada experiencia y puedas crecer como persona. No tienen miedo de decirte tus verdades, pero también te apoyan para que aprendas y madures.

“Nada en esta tierra debe valorarse más que una verdadera amistad». – Thomas Aquinas

Anuncio Publicitario