25 normas de etiqueta que todos deberíamos conocer.

La etiqueta es saber manejarse a uno mismo con elegancia.

Desgraciadamente, muchas personas consideran el respeto por las normas de etiqueta como algo vergonzoso, considerándolo algo reservado únicamente para los esteticistas con clase que viven en un mundo falso e irreal.

Anuncio Publicitario

De hecho, las normas básicas de etiqueta son bastante simples. Es la cultura del discurso, la cortesía común, la apariencia limpia y el control sobre tus emociones.

LocaRisa te presenta continuación las normas de etiqueta que toda persona que se respete a sí misma debería conocer.

  • Si dices «te invito» significa que tú pagarás la cuenta. Si en cambio dices, «vamos a un restaurante», significa que cada quien paga lo suyo. Si un hombre se ofrece a pagar por una mujer, es correcto que ella lo acepte.
  • Nunca visites a alguien sin antes llamar. Si alguien va a visitarte sin avisar, ¡quizás te encuentre saliendo del baño y con rollos en el pelo! A una mujer británica le gustaba decir que cuando una visita inesperada tocaba a su puerta, ella siempre se colocaba zapatos, un sombrero y un paraguas. Si le gustaba la visita decía «¡acabo de llegar a casa!». De lo contrario ella decía «Oh que lástima. Justo estaba por salir».
  • No coloques tu teléfono en la mesa en público. Al hacerlo, estás demostrando cuán importante es el rol de este objeto en tu vida, cuan aburrido te parece ese momento, y que solo esperas a que todos se callen para volver a revisar tu Instagram, responder a una llamada importante, o probar el nuevo nivel de Angry Birds.

  • No invites a una chica a salir si vas a estar viendo tu teléfono toda la noche.
  • Un hombre nunca le lleva la cartera o bolso de mano a una mujer. Sin embargo, puede ayudarle a quitar su chaqueta para colgarla en el recibidor.
  • Si vas caminando con alguien y tu compañero saluda a una persona que no conoces, lo correcto es que tú también saludes.
  • La mayoría de las personas creen que la única forma correcta de comer sushi es con palillos. Sin embargo, esto depende. Los hombres, a diferencia de las mujeres, pueden comer sushi con sus manos.
  • Tus zapatos siempre deben estar limpios.
  • Evita las conversaciones importantes por teléfono. Si necesitas decir algo importante, es mejor hacerlo en persona.
  • Si alguien te ofende, jamás debes devolverle el favor o alzarle la voz a la persona que te insultó. No te pongas a su nivel. Solo sonríe y aléjate de la persona mal educada.
  • Un hombre siempre debe caminar a la izquierda de la mujer. Los militares son la única excepción, pues ellos siempre deben estar listos para saludar con su mano derecha.
  • Los conductores deben recordar que salpicar a los peatones con el agua de un charco es una conducta inmoral.

  • Nueve cosas que deben permanecer en secreto: la edad, la riqueza, las disputas familiares, la religión, los problemas médicos, los amoríos, los regalos, el honor y la desgracia.
  • En un cine, teatro o sala de conciertos, debes caminar hasta tu asiento mirando de frente a las personas que están sentadas en la misma fila. Si vas con alguien, los hombres caminan adelante.
  • Un hombre nunca debe tocar a una mujer sin su permiso. Esto significa que no es aceptable: sujetar su mano, tocarla durante una conversación, empujarla o sujetarla por encima del codo (a menos que el hombre le esté a ayudando a subir o bajar de un auto, o a cruzar la calle).
  • Si alguien te llama de forma ruda («¡Oye, tú!»), no debes responde. Sé un modelo de buena etiqueta y buenos modales.
  • La regla de oro al usar perfume es la moderación. Si aún puedes oler tu perfume al final de la velada, probablemente todos los demás estén cansados del aroma.
  • Un hombre bien criado siempre demostrará respeto por las mujeres.
  • En presencia de una mujer, los hombres solo deben fumar con su consentimiento previo.
  • Quien quiera que seas — el gerente de una empresa, un académico, una mujer mayor, o un estudiante — cuando entras en una habitación, siempre debes ser el primero o primera en saludar a todos.
  • Respeta la privacidad de la correspondencia. Los padres no deben leer los correos de sus hijos. Las parejas deben demostrar el mismo respeto entre ellos. Revisar los bolsillos de alguien buscando notas de amor, cartas u otras cosas es de muy mal gusto.
  • No trates de seguir la moda. Es mejor vestir bien, incluso si no estamos a la moda, que vestir atuendos horribles de la última colección.
  • Si te perdonan luego de pedir disculpas, no vuelvas a mencionar el tema solo para decir de nuevo que lo sientes. Simplemente debes evitar cometer el mismo error en el futuro.
  • Evita reír o hablar demasiado alto, así como observar a las personas. Es algo molesto.
  • No olvides agradecer a tus seres queridos, familiares y amigos. Ellos no te ayudan porque deben hacerlo. Lo hacen porque así lo quieren. Aprécialos.

Como dice el actor norteamericano Jack Nicholson:

«Pienso mucho en la decencia. Cómo pasarle un plato a alguien. No gritar de una habitación a otra. No abrir una puerta cerrada sin tocar. Dejar pasar primero a las mujeres. El objetivo de todas estas simples normas es hacer que la vida sea mejor. Le presto mucha atención a mis modales. La etiqueta es importante. Es un lenguaje simple y comprensible de respeto mutuo.»

¡Respetémonos los unos a los otros!

Anuncio Publicitario
Ant.1 de 2