20 cosas que distinguen a un caballero de verdad.

20_cosas_que_distinguen_a-01

La definición del caballero moderno surgió de las tradiciones de los antiguos guerreros y señores a caballo, que vivieron en una época muy peligrosa de la historia.

Aunque conceptos como la hidalguía y el honor pasaron de moda hace mucho tiempo, algunas costumbres de aquel entonces aún poseen un significado y propósito. El concepto central de los antiguos señores a caballo y del caballero moderno son similares: proteger a los débiles e indefensos, enseñar compasión y misericordia, decir la verdad y ser cortes con los demás, especialmente con las mujeres. Así que, ¿como debe comportarse un verdadero caballero moderno?

ESTAS SON 20 CONDUCTAS DE UN CABALLERO DE VERDAD:

Abre la puerta.

Un caballero sostiene la puerta para que los demás puedan pasar. Ellos definitivamente le abren la puerta a las mujeres y las dejan pasar primero.

Es puntual.

Un caballero llega justo en el momento en el que dice que llegará, y no hace esperar a los demás. Se considera una ofensa llegar tarde o hacer perder el tiempo a otras personas. Ser puntuales no solo es de buena cortesía, sino que demuestra que valoras el tiempo de los demás.

Camina cerca de los bordillos.

Caminar cerca del bordillo de las aceras y colocarse a sí mismos entre una mujer y cualquier peligro potencial es un comportamiento propio de un caballero.

Ofrece su abrigo.

Si una mujer tiene frío y no tiene un abrigo, pero tú tienes uno, entonces debes sacrificar tu comodidad personal para brindarle comodidad a ella.

Les ayuda a sentarse.

Un caballero saca la silla de una mujer por ella y le ayuda a acercarse más a la mesa cuando se sienta.

Es cortés.

Parece algo muy simple, pero decir “por favor” y “gracias” a las personas demuestra cortesía y respeto hacia los demás. Es algo muy sencillo de hacer y no te cuesta nada, pero te hará ganar valiosos puntos con las personas.

Ofrece su asiento.

Si estás sentado en el bus/metro/parque y una mujer no tiene asiento, entonces debes cederle tu puesto. Un caballero se sacrifica incluso en cosas pequeñas, como su comodidad personal en un viaje corto.

Ofrece su brazo.

Cuando estás en una cita y caminas junto a tu pareja, ofrécele tu brazo. Es un gesto elegante, y a las mujeres les encanta caminar brazo a brazo con un caballero.

Tiene modales en la mesa.

Los buenos modales en la mesa significan mucho y demuestran que no eres un troglodita. Si asistes a una barbacoa, entonces no dudes en usar tus dedos y volverte un lío. Pero si estás comiendo en un restaurante con cubiertos de plata, entonces úsalos; esos tenedores y cuchillos están allí por algo. De igual forma, no olvides colocar tu servilleta sobre tu regazo. Eso demuestra clase y refinamiento.

No es rudo con las personas.

Incluso si el servicio estuvo horrible, cuida tus maneras y se educado. No te cuesta nada, enseña que puedes controlar tus emociones, y demuestra que sientes empatía y respeto por los demás.

Recibe la factura.

Un caballero siempre toma la factura, y en la mayoría de los casos insiste en pagar. Las raras ocasiones en que un caballero no recibe la factura, al menos hace un intento por tomarla e insiste un poco antes de ceder. Cuando toma la factura, ya sea con su cita o con sus amigos, nunca espera recibir nada a cambio.

Es atento.

Cuando alguien habla, deberías escucharlo con cuidado. No revises tu teléfono ni mires la televisión en el fondo. Mira al hablante y escucha lo que tienen que decir. Un caballero también se fija en cómo lucen los demás. Elogia a las mujeres de forma sincera. “Te ves estupenda” es un cumplido apropiado y siempre hará sonreír a una mujer.

Mantiene su palabra.

Si un caballero dice que estará en un lugar o hará algo, lo hace. Así de simple. Haz lo que dices que vas a hacer.

Guarda los secretos.

Si a un caballero le confían un secreto, esa formación se irá a la tumba con él. No lo chismorrea con otras personas.

[adrotate group=»4″]

No cuenta sus intimidades.

Nadie necesita saber cómo se ven las personas que te importan sin ropa, cuan buenas son en la cama o los cosas extrañas que le gusta hacer. Guarda eso para ti.

No golpea a las mujeres.

El rol de un caballero es proteger a las mujeres, incluso a costa de su propia vida. Un caballero jamás lastima a una mujer. La única excepción a esto ocurre solo si una mujer intenta matar a una persona inocente. Fuera de esas circunstancias extremas, un hombre jamás le pondrá un dedo encima a una mujer con enojo.

Espera a que los demás reciban su comida antes de probar la suya.

En un restaurante, un caballero espera a que todos hayan recibido su plato antes de comenzar a comer. Eso demuestra paciencia y cortesía.

Es honesto

Un caballero dice la verdad aunque le duela. Las personas honorables dicen la verdad, siempre. Un caballero es digno de confianza.

Sabe hacer las cosas.

Un caballero sabe hacer muchas cosas, y las hace. Puede arreglar el auto, entablillar un miembro roto, cambiar el pañal del bebé o preparar la cena. Los caballeros saben hacer este tipo de cosas. Sabe hacer de todo, igual que los hombres del renacimiento. Son los hombres más interesantes del mundo.

Protege a los indefensos.

Un caballero es en esencia un guerrero, y está siempre listo para interceder cuando se trata de proteger a los inocentes. La valentía, el coraje y la audacia son características distintivas de un caballero. El caballero defiende a los oprimidos, protege a las mujeres y niños, y arriesga su vida para salvar la de los demás.

Page 1 of 2
NEXT