17 animales pintados por la mismísima noche.

¿Flamencos negros? ¿Cómo es posible?

Si hay algo que nunca deja de sorprendernos, son los trucos de la naturaleza. Un ejemplo perfecto es el melanismo: un fenómeno que les confiere a los animales un color mucho más oscuro que el de sus parientes.

Anuncio Publicitario

Hemos recogido 17 fotos que demuestran que el negro le va bien absolutamente a todos.

Los lobos suelen ser de color gris, cenizo o marrón claro. Los lobos melánicos son mucho menos comunes.

Este gallo parece el fruto de la imaginación de alguien, pero es real.

Anuncio Publicitario
Ant.1 de 8