12 Cualidades Especiales En Un Hombre Que No Debes Dejar Ir

Algunos hombres son mejores que otros. Es cierto que todos somos humanos, sin embargo aún cabe pensar que algunos son mejores que otros.

Un argumento aún más fácil de hacer es que algunos hombres están más calificados para ser compañeros sentimentales que otros. Hay hombres que simplemente no están preparados para ese trabajo. No digo que nunca lo estarán, pero cada hombre sería el hombre equivocado para ti en un punto de tu vida.

Las personas se desarrollan con el pasar del tiempo. Aprenden y adoptan diferentes características tras años de ensayo y error. Hay muchas características que hacen que un hombre sea grandioso.

También hay muchas cosas que hacen de un hombre alguien adecuado para acompañar a una mujer.

A continuación 12 cualidades que, en mi opinión, hacen de un hombre alguien a quien aferrarse:

1. Cuando te mira, realmente te mira.

Si un hombre te mira directamente a los ojos, creando una atracción invisible que los conecta, no solo te está mirando; está mirando tu alma.

Está intentando tener una idea de la persona que permanece escondida tras tus ojos – esa que escondes al mundo y guardas solo para ti. Está intentando encontrar la esencia que te hace ser tú, trata de ver tu alma, pero más que eso, trata de introducir tu alma dentro de la suya.

Hay una mirada específica que dos personas enamoradas comparten. Es un reconocimiento de la profundidad de la otra persona. Si tu hombre te mira de esa manera, considérate una mujer con suerte.

2. Es generoso, pero no se deja dominar.

Existen hombres excesivamente agresivos, que tratan de posicionarse encima de los demás. También los hay de voluntad débil, que evitan la confrontación y el compromiso. Lo mejor es alejarse de los extremos.

Hay un tipo de hombre que combina las cosas positivas del poder y la simpatía. Son generosos de corazón, y brutales en la batalla. No son del tipo que comienza una pelea, pero sí que las pueden terminar. Ese es exactamente el tipo de hombre con la sabiduría que se requiere para elegir lo mejor de la fuerza y la compasión.

3. Está motivado, pero es paciente.

Para vivir la buena vida, se necesita éxito, pues el éxito es la base sobre la cual juzgamos todo. No debes ser necesariamente un millonario o un campeón mundial, pero se necesitan pequeños éxitos a lo largo de la vida para vivir una vida de la cual puedas estar orgulloso.

Sin embargo, el éxito – como la vida misma – es un camino de nunca acabar. Sin paciencia, es probable que llegues al final más rápido, pero lo que ese final te ofrecerá no será lo que esperabas. Haz el viaje y recibe lo que te da.

4. Tiene sueños muy ambiciosos, pero también los pies en la tierra.

¿Qué mujer no quiere a un soñador que sea realista y humilde? Probablemente es la composición ideal de un hombre – alguien que quiere las estrellas, pero entiende que tal vez solo pueda conseguir la luna.

Aún así, no deja que eso hunda sus ambiciones, así como tampoco deja que su éxito dispare su ego. Este tipo de hombre jamás dejará de hacer su mejor esfuerzo para mejorar tu vida, pero no te promete cosas que no puede entregar.

5. Sabe cocinar.

Seamos honestos… un hombre que sepa manejarse en la cocina es sexy. Toma cualquier tipo y agrégale habilidades de cocina como las que ves en televisión y ganará al menos dos puntos. Más allá del atractivo sexual, un hombre que sepa cocinar prepara sus propias comidas, tiende a comer de una manera más saludable y ser más consciente con sus alimentos. Una pareja saludable es genial por razones obvias.

6. Es activo físicamente.

Si es físicamente activo, es probable que eso lo lleve a ser físicamente atractivo – y también sexualmente activo. Tal vez no parezca algo importante ahora, pero si buscas un hombre para compartir mucho tiempo, o al menos lo consideras, vas a querer un hombre que se ejercite regularmente. Tienes que tener en miente que el pico sexual del hombre ocurre cuando aún es joven. Si no es activo físicamente, es probable que tu vida sexual tampoco sea activa.

7. Es brillante, pero no alardea – bueno, sí alardea, pero no demasiado.

Si encontraste un hombre inteligente, sabio y de mente afilada, puede que lo quieras en tu vida. Siempre y cuando no sea presumido, claro. Un poco de alardeo es atractivo – igual que las mujeres con confianza.

Estamos programados para apreciar la fuerza de cualquier forma. Sin embargo, si es muy presumido, debes estar alerta. Esos chicos no tienen clara la línea entre ser un poco presumido y ser unos completos idiotas. Tristemente, los más inteligentes suelen ser los más idiotas.

8. Tiene la habilidad de hacerte reír y sonreír.

Si estás con un hombre que no te hace reír o sonreír, deberías terminar la relación en este momento. Para ser honestos, nunca debiste estar en esa relación. Mientras más te haga reír e ilumine tu rostro, más te merece.

9. Te dice que te ama aunque no tenga que hacerlo – puedes sentir su amor.

Las palabras son geniales – Yo me gano la vida úsandolas. Sin embargo, no puede competir con las acciones. Palabras, ideas, conceptos, intenciones… todo eso está muy bien, y es útil en el momento adecuado. Pero las acciones son y siempre serán lo más poderoso de este planeta.

Es genial que el hombre con el que estás te diga que te ama, seguramente te gusta escucharlo; a todo el mundo le gusta. Sin embargo, si sus acciones no lo demuestran y debes escuchar que te ama, sin sentirlo, entonces no te ama como debes ser amada. No puedes permitirte resignarte con eso.

[adrotate group=»4″]

10. Está dispuesto a perder un argumento para conservar la paz.

Las parejas discuten. Toda pareja que ha existido y existirá ha tenido al menos una discusión. La gente discute porque cree tener la razón, o porque desea tener la razón, pue eso les hace sentir bien consigo mismos. Se discute para conseguir ese sentimiento.

Por desgracia, en una discusión una persona debe tener la razón y una debe estar equivocada. Mereces un hombre que no quiera hacerte sentir que estás equivocada  – al menos no cuando la discusión sea una cuestión de opiniones.

11. Cuando necesitas cualquier tipo de ayuda, siempre te ofrece una mano.

De nuevo, es importante recalcar la importancia de las acciones. Los hombres son simples a la hora de amar a alguien – básicamente, lo que ves es lo que sienten. Cuando están ahí para ti, cuando te cuidan y hacen lo que puedan para que seas feliz, sabes que les importas.

Tu chico siempre piensa en ti. Hará lo que sea por ti y no lo pensará dos veces a la hora de ayudarte cuando lo necesites.

12. Sin ti, se pierde; eres parte de su vida porque quiere conservar una parte de ti.

Cuando un hombre ama a una mujer, queire un pedazo de ella que pueda llamar «suyo.» No se trata de su cuerpo, sino de su mente. La manera en la que piensas o haces las cosas, cómo las haces. Lo que te gusta, lo que no te gusta. Lo que cree que es importante y trivial.

Cuando un hombre ama a una mujer, toma todas esas pequeñas cosas como parte de sí. Se convierten en una parte de él, lo cambian, así como cambian la manera en la que piensa y ve el mundo.

Lo que es importante para ti, se convierte en algo importante para él. La manera en la que haces ciertas cosas se convierte en la manera como él las hace. Ambos sacrifican una parte de sí mismos para adaptarse a los hábitos de la otra persona.

El hombre de tu vida es el hombre que te ama tanto que está dispuesto a sacrificar parte de él para hacer espacio para esa parte de ti.