11 Consejos de una madre con hijos adultos

Esta semana mi hijo celebra su cumpleaños número 20. También es la semana en la cual el mayor se va a Ámsterdam, donde irá a una pequeña universidad nueva. Después de pasar un año estudiando en una gran universidad en Boston, decidió que los salones llenos con cientos de estudiantes no eran el ambiente indicado para él.

Igual que cuando la primera vez que se fue a la universidad, intento recordar los primeros pasos de mi hijo, sus primeras palabras, lo mucho que rió aquella vez que me caí del kayak, la manera como tocaba el tema de la película “Toy Story” en el piano para relajarse y que siempre me preguntaba por mi día llegar a casa del trabajo.

La triste realidad es que esos recuerdos están borrosos.

Como siempre digo, uno cree que recordará cada momento importante en la vida de sus hijos, pero no es así. Curiosamente puedo recordar la canción de “La Isla de Gilligan”, pero se me hace casi imposible recordar la primera vez que mi hijo mayor montó su bicicleta. ¿No solía odiar comer huevos? No lo sé. De verdad no logro recordarlo.

Por eso he decidido publicar estos consejos para aquellos padres que ya criaron a sus hijos y para quienes aún están en ese proceso. El primer consejo es mío (tengo tres hijos) y el resto son de amigos con hijos ya crecidos. Si quieres agregar algún otro consejo, por favor hazlo en los comentarios.

1. Además de recordar las primeras palabras de tus hijos, graba las primeras conversaciones que tuviste con ellos acerca de la existencia de San Nicolás o de Dios.

A menudo estamos muy ocupados grabando obsesivamente cada momento de su infancia y olvidamos grabar un video de una cena familiar, donde todos simplemente sonríen o discuten. ¿Crees que vas a recordar como lucía el cuarto de tus hijos a sus 7 años? Puede que sí, pero yo no lo recuerdo. Confía en mí: Estos momentos del día a día son los que en realidad vas a querer recordar luego de que tus hijos abandonen el nido.

2. Mientras más años cumplen, más te das cuenta de lo preciado que es el tiempo.

“¡Cuando son pequeños sientes que estarán así para siempre! Por eso deben tomar tantas vacaciones familiares como les sean posibles. Allí puedes crear recuerdos inolvidables y pasar tiempo de calidad en familia. Una vez que se vayan a la universidad y tengan responsabilidades, todo se hará más complicado.” – S.W.

3. Conoce a sus amigos.

“Anímalos a llevar a sus amigos a tu casa. Aprenderás más acerca de tus hijos por el tipo de amigos que tiene que por cualquier otra cosa. Evita juzgar y mantente abierto a cualquier discusión que quieran tener contigo. De esa manera, cuando se hayan ido, no sentirán que hay temas de los que no pueden hablar contigo.” – L.S.

4. Ten cenas familiares a menudo y haz que sean una prioridad.

“El comedor es un sitio para compartir las cosas importantes con amor incondicional, respeto y sinceridad para discutir ideas. Conviértela en un lugar seguro para ser escuchado y no juzgado.” – J.C.

5. Al final de cada año, siéntate con tus hijos y escribe sus recuerdos.

“Cuando cumplan 18, saca esos bonitos recuerdos y toma un viaje al pasado para reír de todo lo que ha sucedido.” – K.P.

6. Asiste a cada una de sus obras, eventos deportivos y entregas de premios que puedas.

“No es bueno ser esa persona que siempre tenía que trabajar y por eso no pudo estar ahí para su hijo.” – A.G.

[adrotate group=»4″]

7. Escucha desde el asiento de adelante cuando ellos se sientan atrás.

“No hagas comentarios. Aprenderás más de lo crees sobre sus vidas diarias sirviéndoles de chofer de un lado para otro.” –K.L.

8. Si tu hijo te dice un secreto, y te pide que no se lo cuentes a nadie, no lo hagas.

“Si le dices a tus amigas, de una manera u otra ellos se enterarán. Siempre lo hacen.” –K.L.

9. Desconéctate cuando estés con tus hijos.

“Cuando tu hijo te esté hablando POR FAVOR apaga tu celular y la computadora. Puedes ver tus correos cuando se hayan ido a la cama.” – E.K.

10. Ayuda a tus hijos a descubrir sus fortalezas e intereses.

“Trata de ayudar a tus hijos a descubrir qué es lo que en realidad los apasiona, y luego ayúdalos a desarrollar esos intereses.” –S.W.

11. Siempre sé cariñoso

“Cuando tu hijo te abrace, no seas quien suelta el abrazo primero.” – M.M.