10 Hábitos De Las Parejas Felices. ¡El #5 Es Muy Valioso!

El Dr. Mark Goulston es un siquiatra, orador internacional, y autor de bestsellers como Just Listen: Discover the Secret to getting Through to Absolutely Anyone, The 6 Secrets of a Lasting Relationship: How to Fall in Love Again…and Stay There, REAL INFLUENCE: Persuade Without Pushing and Gain Without Giving In, Get Out of Your Own Way, y Get Out of Your Own Way at Work.

- Anuncio Publicitario -

Su publicación sobre los 10 hábitos de las parejas felices ofrece consejos valiosos que te ayudarán a mejorar tu relación.

Las parejas felices saben que una relación real comienza cuando termina la luna de miel. Saben que mantener el jardín del amor es importante, pues de lo contrario su belleza se seca y se muere.

#1. Vayan a la cama al mismo tiempo.

¿Recuerdan el inicio de su relación, cuando no podrían esperar para saltar a la cama y hacer el amor? Las parejas felices resisten la tentación de ir a la cama a horas separadas. Van a la cama al mismo tiempo, incluso si uno de los dos se despierta más temprano y hace cosas mientras el otro duerme. Y cuando su piel se toca aún les provoca cosquilleo, a menos que uno o los dos lo suficientemente exhaustos como para sentir excitación sexual.

#2. Cultiven intereses en común.

Una vez que la pasión se calma, es común darse cuenta de que tienen pocos intereses en común. Pero no minimicen la importancia de las actividades que pueden hacer juntos y disfrutar en pareja. Si no tienen intereses en común, deben desarrollarlos. Al mismo tiempo asegúrense de cultivar intereses peopios; esto hará que sean más interesantes para su pareja y evitará que se sientan muy dependientes uno del otro.

#3. Caminen mano a mano o lado a lado.

En vez de caminar con dificultad uno detrás del otro, las parejas felices caminan cómodamente tomados de las manos o lado a lado. Saben que es más importante estar con su pareja que la vista que brinda el camino.

- Anuncio Publicitario -

#4. Hagan que la confianza y el perdón sean lo común.

Cuando tienen un desacuerdo o una pelea, y no pueden resolverlo, las parejas felices confían y perdonan al otro por defecto en lugar de guardar rencor  desconfianza.

#5. Enfóquense más en lo que su pareja hace bien, en vez de en lo que hace mal.

Si buscan cosas que su pareja hace mal, siempre encontrarán algo. Si buscan cosas que hace bien, también encontrarán algo. Las parejas felices acentúan lo positivo.

#6. Abrácense tan pronto como se vean después del trabajo.

Nuestra piel conserva recuerdos de “buen tacto” (amor), “mal tacto” (abuso) y “sin tacto” (abandono). Las parejas que se saludan con un abrazo mantienen su piel bañada en “buen tacto,” que puede inocular tu espíritu contra la anonimidad en el mundo.

- Anuncio Publicitario -

#7. Digan “te amo” y “ten un buen día” cada mañana.

Es una gran manera de ganar un poco de paciencia y tolerancia mientras la otra persona se mentaliza para batallar con el tráfico, largas filas y otras cosas molestas.

#8. Digan “buenas noches” cada noche, sin importar cómo se sientan.

Esto le dice a su pareja que no importa qué tan molestos estén, aún quieren estar en la relación. Dice que lo que tú y tu pareja tienen es más grande que un incidente separado.

#9. Chequeen el “clima” durante el día.

Llama a tu pareja a la casa o al trabajo para saber cómo va su día. Es una gran manera de ajustar las expectativas y de estar en sincronía al conectarse después del trabajo. Por ejemplo, si tu pareja está teniendo un día horrible, tal vez sea irracional pedirle que tenga entusiasmo por algo bueno que a ti te pasó.

- Anuncio Publicitario -

#10. Ten orgullo al ser visto con tu pareja.

Las parejas felices se sienten bien al ser vistos el uno co el otro, y a menudo tienen contacto con afecto — se toman de las manos, se tocan el hombro, la nuca o la rodilla. No están siendo presumidos, están demostrando que quieren estar uno con el otro.

Las parejas felices tienen hábitos distintos a los de las parejas infelices. Un hábito es un comportamiento discreto que se hace automáticamente y se mantiene con poco esfuerzo. Un nuevo comportamiento se convierte en un hábito tras 21 días de repetición, así que te invito a seleccionar uno de los hábitos descritos arriba y hacerlo por 21 días. Cuando menos te lo esperes se convertirá en un hábito… y los hará más felices como pareja. Si alguna vez lo olvidan, no caigan en desesperación, solo discúlpense y retengan el compromiso de retomar el hábito.

Si hay una clave para la felicidad en el amor y en la vida, y hasta en el éxito empresarial, es entrar a cada conversación que se tiene con este mandamiento como primer pensamiento en tu mente, “Solo Escucha” y muéstrate más interesado que interesante, más fascinado que fascinante y más adorador que adorable.

Si esto te ayudó, COMPÁRTELO con tus amigos y familiares.

(Crédito: Mark Goulston)