Arquitecto convierte una vieja fábrica de cemento en su hogar, y su interior te dejará sin aliento.

En 1973, el arquitecto español Ricardo Bofill compró una fábrica de cemento en Barcelona que data de la Primera Guerra Mundial.

- Anuncio Publicitario -

De inmediato se dio cuenta del potencial que tenía la edificación, y comenzó a renovarla para convertirla en su hogar.

Sig.1 de 9

- Anuncio Publicitario -
Compartir

Leave a Reply