A un grupo de buzos se les rompió el corazón al descubrir a estos animales cautivos dentro de una jaulas horribles bajo el agua.

¿Hay algo que la gente no sea capaz de hacer por dinero?

En marzo del año pasado, un grupo de buzos se lanzó a explorar las aguas que rodean la remota isla de Kokoya, que forma parte de Indonesia. Este es un lugar ideal para nadar y explorar; el agua cristalina es hogar de una hermosa variedad de vida marina, y el clima es cálido durante casi todo el año.

- Anuncio Publicitario -

Pero en cambio, lo que estos buzos descubrieron fue toda una pesadilla. En el fondo del océano, a pocos metros de la costa, encontraron una serie de jaulas submarinas. Dentro de ellas había dos dugongos, un extraño animal acuático emparentado con el manatí.

Inicialmente, los buzos no estaban seguros de cómo o por qué estos nobles gigantes se encontraban allí, pero una cosa era clara: tenían que liberarlos. Solo que al enterarse de la verdad, quedaron más horrorizados aún…

Un grupo de buzos que exploraba las aguas de Kokoya, una isla de Indonesia, se topó con una escena lamentable. Dos dugongos —una madre y su bebé— se encontraban cautivos en jaulas separadas. La madre estaba incluso encadenada por su cola.

- Anuncio Publicitario -
Delon Lim

Para su horror, los buzos no tardaron en descubrir que los animales habían sido atrapados por un pescador local. Él les pedía dinero a los turistas a cambio de ver a los animales.

- Anuncio Publicitario -

Aunque los buzos no sabían durante cuánto tiempo habían permanecido cautivos, las cicatrices en la cola de la madre sugerían que llevaban allí al menos varias semanas. A pesar de que el pescador prometió liberar a los animales, los buzos tomaron fotos y vídeos y los subieron a las redes sociales.

Y los resultados no se hicieron esperar. Tan solo un día después, las autoridades de vida silvestre fueron al lugar y encontraron a los dugongos aún dentro de sus jaulas. Luego de una larga espera, los animales finalmente fueron puestos en libertad.

- Anuncio Publicitario -

Los dugongos están de hecho clasificados como una especie en peligro de extinción, así que fue un hecho muy afortunado el que los buzos se hayan topado con estos dos ejemplares y se aseguraran de que fueran liberados. Es preocupante pensar en lo que les habría ocurrido de no ser por este encuentro fortuito…

¡Comparte este rescate animal con tus amigos abajo!

Compartir

Deja un comentario